05 | Octubre | 2017

Impresión sobre cartón corrugado: Nuevos escenarios

TSPG Leandro Bruzzone

 


Históricamente las funciones elementales de los envases fueron proteger, contener e identificar.

Con el correr de los años y los cambios radicales que se produjeron en las conductas de consumo, la función de identificar ha evolucionado a un propósito comercial: hoy el envase es considerado un “vendedor activo”.

Esto produjo un crecimiento exponencial en su diversificación, lo cual implicó elevar la calidad de los diseños, y, por consiguiente, de impresión.

Fue necesario entonces situarse en nuevos escenarios respecto a la producción: habiendo sido la flexografía el sistema tradicional de producción de envases, se comenzaron a considerar alternativas que pudieran responder más adecuadamente a la relación precio-utilidad. Hoy la impresión digital tiene su lugar en el proceso de producción de envases de cartón corrugado, complementando a la impresión flexográfica.

Una de las circunstancias en las que convergen ambos sistemas de impresión es en la producción de líneas Premium, las cuales requieren alta calidad y cantidades limitadas. Para producir dicho volumen, los costos fijos imputables a una impresora flexográfica resultan significativamente altos ya que inciden de forma negativa en la ecuación costo-precio-rentabilidad. Es precisamente en estos casos donde la impresión digital se adecua al proceso, dado que su puesta a punto es reducida no sólo en tiempo sino también en scrap.

Las líneas Premium se asocian en mayor medida (aunque no de forma excluyente) con los segmentos de “Vinos y Bebidas” (4%) y “Horticultoras y Frutas” (7%), las cuales representan un 11% de la producción total de cartón corrugado, como muestra la siguiente gráfica:


Información suministrada por CAFCO (Cámara Argentina de Fabricantes de Cartón Corrugado): Informe Sectorial 2016


Más allá de la eficacia que la combinación de impresión flexográfica y digital tiene en estos segmentos, hay otras ocasiones en las que estos sistemas de impresión coexisten de manera beneficiosa: frente a fluctuaciones imprevisibles en la demanda de producción, la impresión digital puede responder con una tirada baja en un tiempo razonablemente breve, complementando una planificación de producción en flexografía a mediano plazo para una tirada de mayor volumen.

En conclusión, no hay fórmulas únicas. Como profesionales de la industria gráfica y en nuestro compromiso con el cliente, es clave entender que nuestra función es acercar respuestas frente a diversas necesidades de producción. Nuestra experiencia, intercambio permanente con otros miembros de la comunidad gráfica y conocimiento de las últimas innovaciones tecnológicas, son la clave para brindar soluciones acertadas.