18 | Junio | 2015

Novedosa respuesta a una demanda laboral específica

Formación de tecnólogos

 

Demanda de maquinistas: para responder a esta necesidad habitualmente apremiante en las plantas gráficas, GUTENBERG ha estructurado un nueva modalidad de curso, breve y específica, que  proveerá ese perfil y también otros que la industria reclama.


Encontrar un maquinista aceptablemente formado para cubrir una vacante es uno de los pedidos más frecuentes que se reciben y la dificultad para resolverlos está en que el alumnado de Producción Gráfica en GUTENBERG aspira, porque se siente bien capacitado, a ocupar posiciones superiores. La respuesta a esa demanda la podría haber dado la educación dual, que por razones varias, tuvo que ser desactivada.


Atendiendo a ese dilema, y observando experiencias de países como Alemania, Inglaterra y Canadá, GUTENBERG ha diseñado cursos para formar tecnólogos. ¿Qué se entiende por tecnólogo? Una persona capacitada para un perfil laboral específico.


El nuevo curso se desarrolla en un solo año lectivo. Se caracteriza por ser pragmático, tanto la parte teórica o conceptual y la parte práctica – que se concreta mismo en GUTENBERG – se centra en un perfil determinado. En lugar de asignaturas, los cursantes deben cumplir con módulos centrados en adquirir las competencias que el específico perfil laboral requiere.


Ya está en marcha esta propuesta de capacitación. En abril comenzaron 11 chicos y chicas – elegidos entre los que se inscribieron en los cursos para desocupados – que en noviembre egresarán como tecnólogos en el perfil de maquinista para impresión offset a pliego, que lo acreditará el certificado que GUTENBERG les entregará.


Esa trayectoria formativa, así se la denomina, está financiada por el Ministerio de Trabajo. Quienes la siguen obtienen – gratuitamente – una competencia laboral. Y las empresas gráficas podrán emplear a una persona capacitada para ser un auxiliar con la formación adecuada para que un maquinista o un supervisor optimicen su desenvolvimiento.


El plan es continuar formando tecnólogos en otros perfiles específicos, necesarios para la industria gráfica, y se está gestionando para que ya desde el próximo año reciban un certificado por su competencia laboral oficial, emitido por el gobierno de CABA.