21 | Septiembre | 2016

Foco en estandarizar para optimizar la producción gráfica

¿Está capacitado un alumno de tercer año de Producción Gráfica dar recetas de Estandarización? Ricardo Ekardt demuestra que sí y lo explica y fundamenta desde los conocimientos adquiridos en GUTENBERG y la experiencia ganada en la práctica.

 


Estándar, otra palabra maldita, que cae dentro de los cánones del NoPoder.

Pensar que establecer Estándares es imposible forma parte de los mitos que nos creamos cuando tratamos de racionalizar nuestras tareas, cuando tratamos de pasar en blanco las cosas que hacemos diariamente, ponemos todas las variables en la mesa y nos abrumamos por la cantidad de situaciones que resultan de su combinación.

Esto nos da la sensación que nada puede repetirse, que estamos condenados a improvisar siempre una nueva respuesta ante cada situación que se nos presente, sin notar que cotidianamente seguimos normas, que estuvieron siempre ahí y no tuvimos que analizarlas, sino simplemente adoptarlas como algo natural y evolucionar alrededor de ellas.

Establecer un Estándar implica conocer las variables con las que se trabaja, cruzarlas y poder llegar a un resultado por cada combinación de estas, obviamente a mayor cantidad de variables tendremos mayor cantidad de resultados, con mayor nivel de exactitud, lo que es igual a mayor nivel de proyección de la tarea a realizar, ya sea en tiempo, en costos, en insumos requeridos, etc.

Resumiéndolo, a mayor nivel de Estandarización, más Exactitud en la planificación.

Ahora bien, ¿Qué quiero decir con cruzar variables?

Por ejemplo, cuanto tiempo nos tomará realizar un trabajo en la máquina de impresión.
Podemos establecer, de acuerdo al cumplimiento de distintas condiciones, un resultado por cada una.

Material

Gramaje

Colores

Pasadas

Plgs Hora

Obra

0 a 216

1 a 2

0 a 5.000

6.000

Obra

0 a 216

1 a 2

5.001 a 10.000

8.000

Obra

0 a 216

1 a 2

10.000 en adelante

11.000

Obra

0 a 216

3 a 4

0 a 5.000

5.000

Obra

0 a 216

3 a 4

5.001 a 10.000

7.500

Obra

0 a 216

3 a 4

10.000 en adelante

10.000






Obra

217 a 300

1 a 2

0 a 5.000

5.000

Obra

217 a 300

1 a 2

5.001 a 10.000

7.500

Obra

217 a 300

1 a 2

10.000 en adelante

10.000


Podemos ver entonces como varía la velocidad de impresión a medida que cruzamos las variables de Material, Gramaje, Cantidad de Colores y Cantidad de Pasadas; esto es solo un ejemplo, bastante acotado, de una de tantas situaciones complejas que se nos presentan día a día, solo hay que unir los datos sueltos para poder obtener un resultado esperado.

Quizás pensar en desarrollar Estándares sí sea un trabajo insalubre si se lo ve como el acto de burocratizar tareas que normalmente fluyen, justamente la idea es totalmente la opuesta, la idea de trabajar de manera Estandarizada es garantizar que las tareas fluyan.

Los recorridos innecesarios no solo tienen un costo monetario sino que también frustran. Es frustrante tener que repetir un trabajo, o reprogramar fechas de entrega, si la posibilidad de reducir la incertidumbre sobre las tareas que realizamos está a nuestro alcance, empecemos de a poco, con las más simples en un principio para entender el cómo.

Separar la tarea en estaciones, ver qué pasos están de más o bien qué falta realizar, qué variables las afectan, registrar cuánto tomaba una tarea antes del cambio de una variable y si mejoró o empeoró al realizar los ajustes pensados.

El análisis de los resultados es, quizás, la parte más importante de todo este trabajo; poder visualizar el tiempo optimizado, encontrar que lo que se invirtió en análisis de mejora generó un resultado positivo, conforman la base motivadora para continuar con este proceso ya que, por lo general, uno cree en lo que ve.