23 | Mayo | 2013

¿De qué hablamos cuando hablamos de espacio de color y de un perfil de color?

Relacionemos bien esos conceptos para “setear” el color correctamente

 

Gutenberg


Saber a qué nos estamos refiriendo cuando mencionamos espacio de color lo mismo que cuando decimos perfil de color es imprescindible porque, precisamente, de la relación de ambos conceptos surgirán los ajustes correctos para controlar la reproducción del color.

Relación entre un espacio de color y un perfil

A continuación explicaremos la relación entre ambos conceptos – espacio de color y un perfil – para comprender cuáles son los seteos correctos a través de diferentes preguntas que permitirán relacionarlos.

¿Qué es un espacio de color?

El escáner, el monitor, la cámara digital, la TV generan las imágenes en el modo RGB: síntesis aditiva de los colores base –Rojo, Verde y Azul–. Los demás colores se forman por combinación.

Gutenberg

Cada equipo tiene asociado un espacio de color (conjunto) que le es propio.

Un espacio de color RGB representa un sub-modelo del modelo de color RGB que contiene sólo los colores que ese dispositivo puede generar por cada combinación numérica de rojo, verde y azul. Los espacios de color asociados a dispositivos son relativos a ese dispositivo.

Estos conceptos son similares para el modelo CMY: síntesis sustractiva de los colores base – Cyan, Magenta y Amarillo–. Los demás colores se forman por combinación.

Gutenberg

Un espacio de color CMYK representa un sub-modelo del modelo de color CMYK —recordemos que se imprime con tintas cyan, magenta, amarillo y negro—que contiene sólo los colores que ese dispositivo puede generar por cada combinación numérica de cyan, magenta y amarillo. Los espacios de color asociados a dispositivos CMYK son relativos a ese dispositivo.

¿Qué es una referencia de color?

El píxel de una imagen digital RGB en un monitor tiene asociados números que determinan la cantidad de rojo, verde y azul que lo conforman. Un color rojo por ejemplo tendrá en coordenadas RGB los siguientes valores: (255, 0, 0).

Gutenberg

Esos valores no determinan qué rojo, qué verde o qué azul se usan como referencia y que son los responsables de la apariencia de color en ese píxel.

Los programas deben establecer esta referencia. Por eso un mismo valor RGB se ve diferente en dos monitores distintos.

Por ejemplo, si un maestro de primaria solicita a sus alumnos que pinten el techo de una casa de rojo y cada alumno tiene una marca de lápices diferente la apariencia del techo será distinta en cada dibujo —aun suponiendo que todos utilizan la misma marca de soporte de papel y ejercen la misma presión sobre él—. Si el maestro fuera un experto en marcas de lápices podrá distinguirlas según la apariencia del rojo que tengan los dibujos. ¿Qué rojo es el correcto? Si en este caso se considerara correcto el que corresponde a una determinada marca, el problema se resuelve si el maestro exige a sus alumnos esa marca. Los alumnos ahora reciben una información extra para reproducir el mismo rojo. La apariencia del techo teóricamente será la misma bajo las mismas condiciones anteriores de presión sobre el mismo soporte.

En términos digitales los “lápices” son números: desde el punto de vista matemático, un píxel rojo en coordenadas RGB es (255, 0, 0). Pero esos valores no determinan qué rojo —qué “marca”—. Para que la apariencia del rojo quede unívocamente definida es necesario “indicar la marca” o referenciarlo.

Las coordenadas absolutas de color como el CIE L*a*b asignan a un píxel una única apariencia de color. Si existen dos apariencias de rojo distintas, entonces a cada rojo le corresponderá una coordenada CIE L*a*b diferente. Si se relaciona cada coordenadas relativas RGB con su correspondiente coordenada absoluta CIE L*a*b se establece una relación unívoca entre ellas y se crea la “marca” del color o referencia. Esta referencia queda expresada a través de una tabla.

Gutenberg

Este mismo concepto se extiende para el modelo CMYK. Se relaciona a través de una tabla cada color expresado en coordenadas relativas CMYK con su respectiva coordenada absoluta de color CIE L*a*b, estableciéndose así la referencia de color.

¿Qué son las coordenadas absolutas CIE L*a*b?

Las coordenadas absolutas L*a*b* fueron desarrolladas por la Commission Internationale d’Eclairage —Comisión Internacional de Iluminación— para describir los colores que puede percibir el ser humano. El modelo de color L*a*b* es tridimensional y cada color queda unívocamente ubicado por tres coordenadas —semejante a un punto en el espacio P cuyas coordenadas son x, y, z—. Las tres coordenadas son en este modelo L*, a* y b*.

El eje L* representa la luminosidad del color, siendo L*= 0 negro y L*=100 blanco.

El eje a* indica qué tan rojo o verde es el color. Valores de a* negativos indican que el color es verde mientras valores positivos de a* indican que el color es rojo.

El eje b* representa qué tan azul o amarillo es el color. Para valores de b* negativos el color es azul y para valores positivos el color tiende al amarillo.

Podemos comprobar lo anteriormente explicado mediante la paleta de Adobe Photoshop. Por ejemplo, para un color de coordenadas L*a*b* (100,0,0) observará que es blanco. Para comprobar qué es negro podemos representar en el programa el valor L*a*b* (0,0,0). Para comprobar qué es amarillo podemos representar en el programa el valor L*a*b* (100,0,60). Para valores de L menores a 100 el color amarillo se va oscureciendo, etc.

La siguiente imagen representa en el modelo de color L*a*b* una comparación de los espacios de color de un monitor y una impresora.

Gutenberg

¿Qué es un perfil de color?

Cuando a cada valor RGB de un espacio de color se lo asocia con su coordenada absoluta L*a*b*, se ha generado un perfil.

Si se asocian coordenadas RGB de un espacio de color correspondiente a un monitor entonces se conformará el perfil de dicho monitor específicamente. Si se asocian las coordenadas CMYK de una máquina impresora offset se generará el perfil de esa impresora offset.

El perfil de color tiene como objetivo establecer cuál es la referencia de apariencia de color. Para cada espacio de color de un equipo se puede generar un perfil asociado. El perfil será representativo del dispositivo si ese dispositivo se encuentra calibrado y linealizado, es decir, si mantiene su respuesta a través del tiempo. Los perfiles se crean conforme a una especificación del International Color Consortium o ICC, de ahí que se los conoce como perfiles ICC. El estándar ICC permite el intercambio de información de color entre dispositivos. Los formatos TIFF y PDF son, entre otros, formatos que pueden soportar perfiles de color.

¿Cómo se realiza la conexión de perfiles?

Cuando aplicamos gestión de color interviene un elemento llamado espacio de conexión de perfil o Profile Connection Space – PCS, cuya función es enlazar los perfiles de cada equipo. Una vez conectados entre sí los perfiles, podremos trasformar los colores generados por el primer equipo en los colores que pueda generar el segundo equipo. Esta acción se realiza a través de otro elemento importante que conforma la gestión de color que es el módulo de gestión del color o Colour Management Module CMM.

Ante la posible opción de que no todo color del primer equipo pueda ser generado por el segundo equipo aparece un tercer elemento que conforma la gestión de color denominado propósitos de conversión. Este elemento de la gestión de color permite que el usuario establezca qué quiere hacer con los colores que el primer equipo puede generar pero el segundo no.

¿Qué son los espacios y perfiles RGB genéricos?

Existen espacios de color RGB que no representan a ningún equipo RGB en particular. Se utilizan a modo de común denominador: su objetivo es funcionar como estándares y que todos los puedan utilizar como referencia. Al igual que el concepto matemático de “mínimo común”, algunos de los espacios más utilizados en gráfica son: ECI RGB, Adobe RGB y sRGB —ECI RGB definido por European Color Initiative, Adobe RGB por Adobe Systems en 1998 y sRGB por el conjunto de empresas Hewlett-Packard y Microsoft Corporation, y adoptado por SW3* como espacio de color por defecto para Internet—.

De los mismos podemos obtener los perfiles asociados. La potencia de trabajar con perfiles de referencia estandarizados radica en que si la imagen está asociada a uno de estos perfiles la apariencia de la imagen será similar en distintos monitores. Los valores de color de la imagen se interpretarán de la misma manera, siempre y cuando los monitores sean aptos para visualización, estén calibrados, perfilados y se respeten las condiciones de visualización determinados por norma.

Estos espacios de color trabajan a 8 bits —pueden representar como máximo 16 millones de colores—. El espacio de color Adobe RGB1998 se caracteriza por ser más amplio que el espacio de color sRGB. No significa que pueda representar más de 16 millones de colores. La siguiente imagen ilustra este concepto.

Gutenberg

En imagen siguiente podemos observar que el espacio de color sRGB muestra una pérdida significativa en la gama del cyan y verde.

Gutenberg

¿Qué son los perfiles CMYK genéricos?

Se puede extender los mismos conceptos de perfiles genéricos RGB a CMYK. Recordemos que un perfil CMYK es la relación entre las coordenadas relativas CMYK de colores impresos en esta síntesis, con sus respectivas coordenadas absolutas L*a*b. Se necesita que las condiciones de impresión sean estandarizadas. Un perfil genérico CMYK utilizado en la industria gráfica es el perfil ISO Coated v2 desarrollado por la asociación European Color Initiative —ECI— que contempló para su obtención un promedio de mediciones de impresiones realizadas en máquinas offset diferentes cuyas impresiones se realizaron de acuerdo a las condiciones de impresión establecida por la norma ISO 12647-2:2004 utilizándose en este caso un soporte encapado mate o brillante de 115 g/m2. Otras asociaciones suministran otros perfiles como la asociación Graphic Technology Research Association —Fogra—, o la asociación International Newspaper Association —IFRA— entre otras.

Existen otros perfiles genéricos de acuerdo al sistema de impresión, papel, etc. que se vaya a utilizar.
La estructura de los perfiles está normalizada por el organismo ICC, y para que sean 100% compatibles deben seguir las recomendaciones publicadas.

En la tabla se enumeran dos de los perfiles genéricos que aparecen en los programas de aplicación gráfica cuando se utiliza papel encapado y se imprime en offset bajo la norma de impresión anteriormente citada.
- Papel tipo 1: Estucado brillante, sin pasta mecánica
- Papel tipo 2: Estucado mate, sin pasta mecánica.

Gutenberg

De esto y mucho más habrá en el 7º Foro del Color que se realizará el jueves 27 y el viernes 28. ¡A INSCRIBIRSE YA! El auditorio de GUTENBERG tiene capacidad limitada.