10 | Octubre | 2012

Dialogando en Tecnópolis sobre la industria de la comunicación gráfica

Entre las actividades que desarrolló GUTENBERG en Tecnópolis vale la pena comentar la experiencia vivida el 22 de septiembre por la buena cantidad de público que asistió como por la atención interactiva que se mostró en los dos talleres efectuados.

 

Gutenberg

En el programa de actividades que GUTENBERG tiene a su cargo en Tecnópolis, lo ocurrido el sábado 22 de septiembre merece ser contado.

Ese día se llevaron a cabo dos talleres: ¿Dónde está el diseño?, conducido por la DG Andrea Gergich, directora de Estudios de Nivel Superior, y “Cómo armar un emprendimiento gráfico”, a cargo de la Ing. Julia Fossati, directora de Formación Profesional Continua.

La actividad de GUTENBERG tuvo lugar en el “cubo” de Tecnópolis, donde se exponen diversas muestras de diseñadores. Puede ser que esa característica influya para que la concurrencia que se acerca a ese espacio se sienta atraída por lo creativo. Como lo manifestaron los visitantes más pequeños que se entusiasmaban con las piezas gráficas que veían expuestas.

Lo cierto es que los talleres de GUTENBERG, ese día, contaron con una muy buena afluencia de público, en el que se destacaban los grupos familiares con niños y con integrantes jóvenes.

Gutenberg

Para encaminar el tema “¿Dónde está el diseño?”, Andrea planteó un juego con imágenes urbanas de la ciudad de Buenos Aires, con la consigna de que los participantes encontraran en qué lugares, aspectos, objetos encontraban diseño. Las respuestas sorprendieron porque demostraban que hay auténtico conocimiento sobre lo que tiene, o no, diseño, incluso de parte de los más chicos. Quedó así establecido un buen punto de partida para hablar sobre las distintas áreas de desarrollo del diseño y sus funciones. Luego se estableció un animado intercambio entre disertante y audiencia sobre el diseño gráfico y las posibilidades de la comunicación impresa.

En la charla de Julia sobre los procesos necesarios para armar una empresa gráfica, un ejemplo de la participación activa que el público manifestó es el de la intervención del grupo familiar formado por el padre y sus dos hijos, un muchacho y una chica, adolescentes. El padre contó como él mismo había trabajado en preprensa y recordó cómo habían ido cambiando las tareas que se realizaban en ese sector en el transcurso de los últimos veinte años. El hijo, estudiante de diseño industrial, veía la actividad gráfica como la proveedora de soluciones meramente visuales. Mientras que la hija se interesó por las posibilidades de trabajo que se pueden abrir a través de los programas de diseño. Lo curioso para remarcar es que, en el diálogo que se mantuvo luego de la exposición, no se realizaron consultas sobre aspectos técnicos.

Balance: una tarde de sábado en que la industria de la comunicación gráfica conversó, mediante GUTENBERG en Tecnópolis, de un modo distendido y diferente, con un interesante grupo de personas que no están directamente relacionadas con el sector.