07 | Mayo | 2013

Las impresoras 3D se meten en los cafés porteños

Un emprendimiento de un egresado de GUTENBERG

 

Gutenberg


Bajo el nombre de 3D Lab, Rodrigo Pérez Weiss, egresado de GUTENBERG, ha instalado un bar en el barrio de Palermo que reunirá los principales equipos nacionales de impresoras 3D y ofrecerá el servicio de creación de objetos a pedido.

Egresado de GUTENBERG, Rodrigo Pérez Weiss se ha desempeñado profesionalmente vinculado a la comunicación gráfica y también siguió en contacto con nuestra institución. En las Jornadas de Nivel Superior 2012, Rodrigo fue uno de los expositores y se refirió precisamente a la impresión 3D. En esta especialización ha iniciado un emprendimiento del que los medios han tomado conocimiento y lo están difundiendo:

Así como uno puede realizar una copia o impresión de un documento de texto mientras se toma una gaseosa en cualquier quiosco porteño, en Palermo un bar propone que los clientes puedan degustar de un café cortado como en cualquier otro local, pero con la particularidad de poder acceder a una impresora 3D.

Bajo el nombre de 3D Lab, este particular café ubicado en Godoy Cruz 5198 permitirá que los visitantes puedan conocer las principales impresoras 3D del mercado argentino, tales como Kikai Labs, Trimaker, RepRap Argentina y Leapfrog. "Queremos llevar esta tecnología más allá de su nicho (arquitectos, diseñadores e ingenieros) y que se realicen cursos y workshops, entre otras actividades", dijo Rodrigo Pérez Weiss, fundador de Leapfrog y el impulsor de esta iniciativa, citado por Infotechnology.com.

Ambientado con objetos creados bajo esta modalidad, los visitantes del 3D Lab Café podrán acceder a diversos servicios de impresión 3D, desde una réplica a escala de un cuerpo entero hasta juguetes y accesorios.

Esta iniciativa sigue los pasos de FabCafe, un local japonés que acordó con el fabricante de impresoras 3D Cubify para ofrecer a los clientes la posibilidad de crear golosinas con sus propios rostros. En este caso, la tecnología es aplicada mediante el uso de gelatinas o chocolate, según un reporte del sitio de tecnología The Verge.

Este servicio se complementa con la oferta inicial de seis impresoras 3D disponibles para realizar diversos trabajos demandados por ingenieros, arquitectos y diseñadores. Asimismo, FabCafe planea extender esta modalidad en las nuevas sucursales que abrirá en Taipei y Barcelona para este año.