09 | Abril | 2014

La novedad de la tecnología digital en la impresión textil

Aporte de un seminario de tendencias e innovación gráfica

 


Una práctica que se incentiva en GUTENBERG es ampliar conocimientos por las más variadas vías como, por ejemplo, tomar contacto en un seminario sobre tendencias e innovaciones en la industria gráfica de lo que hay de nuevo en serigrafía.

De un seminario sobre tendencias e innovación gráfica, a Lucas Fernández, alumno de tercer año de la carrera de Producción Gráfica, le interesó en particular “Impresión Digital en Textil”. Preparó entonces una síntesis de los contenidos recibidos y realizó un balance de los pros y los contras. Abrió así un campo para seguir estudiando e investigando. En su resumen de lo aprendido dice lo siguiente:

La impresión digital textil comenzó a fines de la década de los 90, mientras se mantenían los métodos tradicionales de impresión. Pero la aparición en el mercado de las impresoras de gran formato permitió la producción de grandes tiradas a menor costo y gran rapidez.

Es un mercado que está en constante desarrollo. Las oportunidades de esta tecnología para ocupar un lugar en el mercado textil son cada vez más visibles, debido a las avanzadas características de las máquinas, que las hacen equiparables a la productividad que se logra con serigrafía. A pesar de los retos que tiene todavía la impresión digital textil, es  notable el terreno que ha ganado en esta área.
 
Se pueden imprimir diseños pequeños en la ropa (camisetas, vestidos, ropa promocional) e  imprimir diseños más grandes en grandes rollos de formato de textil. Esta última es una tendencia creciente en la comunicación visual, la publicidad y la marca corporativa. Algunos ejemplos son: banderas, pancartas, carteles, gráficos comerciales.

En sus comienzos la impresión textil se realizaba en impresoras a chorro de tinta utilizando telas que eran revestidas con papel, lo cual no era una impresión directa. No encontraban los equipos tecnológicos para la producción de impresión textil, siendo así muchos más los problemas y el trabajo posterior en los intentos que efectuaban. Pasado un tiempo, se fueron dando los adelantos en dicha tecnología al buscar los segmentos del mercado que requerían de la misma. Estos segmentos fueron adaptando sus sustratos (variedad de telas para diferentes utilizaciones) y que las mismas aceptaran en sus hilados la implementación de impresión digital directa con tintas especiales desarrolladas para ello.

El nuevo sistema se llevó a la aplicación de telas de moda y decoración, empezó a dar resultados económicos con menores costos y mayor calidad de estampado. Todo siempre adecuándolo a las diferentes telas (Seda, Nylon, Lana, Algodón, Poliéster, etc.), a las tintas (reactivas, ácidas, de dispersión directa, de dispersión por transferencia) que mejor se adaptaran, y a los equipos de impresión de alto rendimiento adecuados con tecnología inkjet piezoeléctrica  o para impresión directa en digital textil.

Ventajas de lo digital:
» Requiere el mínimo de “make-ready”, y no requiere el uso de una copia maestra, como las plantillas para serigrafía.
» Desperdicia poca cantidad de medios cuando comienza a hacer un trabajo de impresión, que las prensas análogas que pueden gastar de decenas a centenares de metros antes de imprimir.
» Es más seguro y menos nocivo para el medio ambiente.
» Consume menos energía, agua y fuerza humana que la serigrafía común. Los dispositivos de impresión textil requieren menos trabajo de operadores, varios dispositivos pueden ser maniobrados por un solo operador. Desventajas de lo digital: » El costo de adquisición, insumos (particularmente en las tintas) y mantenimiento de las máquinas es elevado en comparación con los otros sistemas convencionales.
» Poca gente capacitada que pueda dar servicio técnico.