21 | Junio | 2018

El valor del impreso

Por Pía Doldán

 


“Al pasar las páginas de un libro de papel,
se realiza una actividad similar a dejar una huella tras otra por un sendero,
hay un ritmo y un registro visible del transcurrir de las hojas impresas.”

Dr. Enrique Majul
Decano de la Facultad de Medicina
Universidad Católica de Córdoba


¿Es posible que en un futuro lo digital reemplace a lo impreso? 

Los avances de las tecnologías digitales han impactado de manera significativa en nuestra vida y en la forma de ver el mundo.

Desde hace varios años, este fenómeno es objeto de diversas investigaciones; algunos de los estudios que se desarrollan en la actualidad intentan identificar las relaciones existentes entre las nuevas tecnologías, la comunicación y su influencia en los procesos lógicos de pensamiento.

Para la industria gráfica, se trata de un tema de especial interés en función de su incidencia en distintos ámbitos, por ejemplo en el sector editorial.

Este trabajo propone un recorrido para situar las diferencias entre la comunicación impresa y digital, teniendo en cuenta distintas publicaciones e investigaciones en los ámbitos científico, médico, educativo, sociológico y comunicacional.

En tanto la lectura y la escritura constituyen dos procesos interdependientes, se presentan dos secciones, escribir y leer, considerando en cada caso algunos desarrollos vinculados a sus particularidades.


ESCRIBIR

“Recordemos que ninguna técnica de comunicación, del teléfono a Internet,
aporta por sí misma la comprensión. La comprensión no puede digitarse.”

Edgar Morin


Si bien los recursos digitales constituyen una solución en muchos sentidos, su utilización se encuentra lejos de reemplazar a la escritura en papel. De hecho, varias investigaciones indican que la escritura a mano ofrece ventajas respecto al uso del teclado para tomar notas.

Uno de los trabajos más citados en este sentido es The Pen Is Mightier Than the Keyboard: Advantages of Longhand Over Laptop Note Taking (La pluma es más poderosa que el teclado: ventajas de la escritura a mano sobre la escritura en computadora), de las universidades de Princeton y California, publicado por la revista Psychological Science.

Entre los puntos más destacables, los investigadores afirman que:

“(…) los alumnos que escriben en la netbook producen apuntes más completos –anotan casi todo lo que dice el profesor–, pero también más literales, mientras que quienes escriben a mano comprenden mejor, porque la escritura manual, al ser más lenta, los obliga a sintetizar y reorganizar la información.”

Asimismo, a partir de los datos relevados, dicen los autores:

los estudiantes que tomaron notas en las computadoras portátiles tuvieron peores resultados en las preguntas conceptuales que aquellos que tomaron notas a mano. Mostramos que mientras que tomar más notas puede ser beneficioso, la tendencia de transcribir las conferencias textualmente (propia de la escritura en una laptop) en lugar de procesar la información y reformularla en sus propias palabras, es perjudicial para el aprendizaje.”

Si la transcripción textual implica más cantidad de información, ¿por qué resulta contraproducente para el aprendizaje?

Contar con información es necesario, pero no alcanza, es preciso convertir la información en contenido.

Es necesario que la información sea organizada y jerarquizada para luego, a partir de una síntesis, poder arribar a conclusiones.

Los profesores en psicología Dung Bui, Joel Myerson, y Sandra Hale de la Universidad de Washington explican que “se estima que tomar notas de forma organizada involucra un procesamiento más profundo y exhaustivo de la información de la clase, mientras que la transcripción sólo requiere una codificación superficial”.

Asimismo, cabe mencionar que en el proceso de comunicación intervienen dos niveles, un nivel verbal y un nivel no verbal. El nivel verbal corresponde a la información explícita, mientras que el nivel no verbal incluye la información que se transmite a partir del contexto, a través de gestos, entonaciones, silencios.

Hay ocasiones en las que la comunicación no verbal influye en el sentido de lo explicitado, y por lo tanto, en el contenido final.

Sin elaboración, la información queda vaciada de contenido.

Por su parte, la responsable del Instituto Nacional de Educación finlandés, Minna Harmanen, señaló que la escritura a mano “es muy importante para mejorar las habilidades motoras finas, para adquirir destrezas y memoria.

Las habilidades motoras finas y su incidencia en los procesos lógicos de pensamiento fueron también analizadas en el trabajo de la profesora en psicología Karin James, de la Universidad de Indiana, quien llevó adelante una evaluación con niños que aún no habían desarrollado la lectura o la escritura. 

El estudio consistía en solicitar a los niños que reprodujeran una letra en base a tres ejercicios:

- dibujar la letra sobre un papel
- tipear la letra en un teclado
- recorrer el contorno de la letra a partir de un patrón de puntos

Luego, los investigadores estudiaron las áreas del cerebro involucradas en el reconocimiento de cada imagen producida, a través de la utilización de un escáner de resonancia magnética (IRM). A tal fin, mostraron las imágenes a los niños de cada grupo, mientras monitoreaban lo que sucedía a nivel neurofisiológico.

Los resultados fueron sorprendentes: en el proceso de reconocimiento del estímulo visual, los niños que dibujaron las letras mostraban que estaban involucradas tres áreas distintas del cerebro; estos resultados fueron superadores de lo que ocurrió con los niños que habían participado en los otros dos ejercicios (tipear o seguir el patrón de línea de puntos).

El estudio demuestra la relación directa que existe entre la escritura y el aprendizaje, señala James,  “especialmente las ganancias que provienen de la participación de las vías motoras del cerebro.

En la misma línea, el Dr. Enrique Majul –Decano de la Facultad de Medicina Universidad Católica de Córdoba señala:

“El cerebro comienza a reconocer las letras en base a líneas curvas y espacios y utiliza procesos táctiles que requieren los ojos y las manos. Los circuitos de lectura de los niños de 5 años muestran actividad cuando practican la escritura a mano, pero no cuando se escriben las letras en un teclado.


LEER

“Cuando leemos, construimos una representación mental del texto (…)
puede ser comparable a los mapas mentales que creamos respecto de un terreno
–como montañas o senderos- y de espacios creados por el hombre,
como departamentos y oficinas.”

Ferris Jabr


De forma correlativa a lo que ocurre al escribir, Elizabeth Hutnik y Ezequiel Saferstein señalan lo siguiente respecto a la lectura:

“La hipótesis de Chartier es que la tradicional unidad de sentido material, estético e intelectual que caracterizó al libro impreso se quiebra en el entorno digital: “La lectura frente a la pantalla es fragmentada, segmentada y fragmentaria ya que todos los textos electrónicos, cualquiera sea su género, se vuelven como bancos de datos de donde se extraen fragmentos sin remitir este fragmento a la totalidad de la cual está extraído”. En esta misma línea, Biagini y Carnino aseguran que los contenidos digitales privilegian la eficiencia, la inmediatez y la masa informativa. Una supuesta “hiperatención” introducida por el medio virtual, hipertextual y multimedia podría ir en detrimento de la deep attention, la atención profunda, propia de la lectura lineal sobre papel, generando lecturas más deficientes, como las que implican un escaneo o cierta transversalidad.”

En dicho trabajo, Hutnik y Saferstein citan un trabajo de Lyons, quien identifica el tipo de lectura propia que se realiza a través de medios digitales:

“El lector occidental”, define Lyons  “navega por los textos y disfruta de hacer zapping; es decir, de pasar rápidamente de un artículo corto de revista a otro en ese estilo de ‘lectura intersticial’

Este y otros trabajos plantean una coexistencia entre la lectura digital y analógica, destacando en cada caso los aspectos relevantes para el lector del siglo XXI.

A los fines de caracterizar el medio digital respecto del impreso, es posible señalar los siguientes rasgos distintivos:

- en lo inherente a las ventajas y obstáculos de la digitalización de la información en tanto que organizada en red, nuevamente se acerca una cita del trabajo de Hutnik y Saferstein:

“Más allá de la posible comparación con los tiempos de reacción en el entorno analógico y el digital, lo que es verdaderamente distinto es la experiencia de lectura que, en el último caso, habilita relevamientos casi inmediatos de palabras y pasajes enteros, permite búsquedas de significados de palabras, traducciones e, incluso, referencias extratextuales. Desde luego, allí radica la dualidad de los vínculos o links que conducen rápidamente a información necesaria, pero también suelen derivar en distracciones inoportunas.”

- respecto al factor fisiológico de la luz y su incidencia en la lectura, David Zaz menciona lo siguiente en el MIT Technology review:

“Las personas habitualmente prefieren leer en papel para profundizar en un tema, y hay una variedad de teorías sobre por qué debería ser así. Las pantallas, escribe Jabr, son inherentemente exigentes a la vista; a menos que estés frente a una pantalla de tinta electrónica, la fuente de luz se proyecta directamente hacia el ojo, lo que puede causar fatiga.”

- en lo relativo a la producción y sus costos, es posible remitirse al trabajo La hoja en blanco: el poder del contexto, publicado por Newsworks & Magnetic:

“Mientras que lo digital ha indudablemente optimizado los costos, los periódicos y revistas garantizan una consideración más seria del valor ofrecido. Ahora es momento de explotar esta oportunidad, especialmente en tanto la evidencia demuestra su contribución en el incremento a grandes mercados.”

Y si de producción se trata, es preciso considerar otra variable, la sustentabilidad, que constituye otra de las ventajas del impreso en papel respecto de los medios digitales (los cuales, en la actualidad, representan uno de los grandes desafíos en lo que respecta al tratamiento de “desechos electrónicos”).

http://www.faiga.com/news/?id=$1$Y1OcJ4oD$HYsQi5Q.c1NqYjx1ex13K0
(La realidad del papel – Destruyendo mitos. FAIGA  - AFCP)

Lo digital con su inmediatez, eficiencia e interconectividad, lo impreso como espacio de construcción de contenidos, donde se favorece el análisis y síntesis, involucran distintos modos de abordaje de la lectura. En el momento actual, lo impreso y lo digital constituyen espacios heterogéneos, que se encuentran más en una relación de complementariedad que de competencia.


CONCLUSIONES

A través de los diversos trabajos e investigaciones dedicados a estudiar el emergente digital en la comunicación y en la cultura, es posible observar una constante: el impreso es irremplazable. Su rol en el desarrollo de los aspectos intelectuales, sociales, afectivos e incluso su incidencia en la madurez fisiológica, tiene un valor central en la actualidad.

Como ha sucedido en otras ocasiones en la historia de la humanidad, una de las cuestiones verdaderamente interesantes de las investigaciones son los hallazgos que se presentan en su recorrido, se trata de descubrimientos que van más allá de los objetivos iniciales.

En el caso de la pregunta acerca de lo impreso y lo digital, es posible situar dos elementos novedosos: la materialidad y la topografía.

En cuanto a la materialidad, se ha verificado que el contacto con el papel es relevante en la experiencia de leer un libro. Cuanto mayor cantidad de sentidos forman parte de la lectura, más integral y perdurable resulta la experiencia. En esta línea, Maryanne Wolf de la Universidad de Tufts se refiere a “fisicabilidad” en la lectura.

La topografía: a diferencia del libro digital, es en el libro impreso donde se ve facilitada la vivencia de “un camino por recorrer”. A partir de las experiencias asociadas a la memoria visual,  es posible recordar la ubicación donde algo fue leído.

El libro impreso tiene orientación: arriba y abajo, izquierda y derecha, incluso, adentro y afuera.

Topografía y materialidad son categorías que, hasta la actualidad, pertenecen de manera exclusiva al libro impreso.


Fuentes de consulta bibliográficas

- ARROYO-ALMARAZ, Isidoro; GOMEZ-DIAZ, Raúl. 2015. Efectos no deseados de la comunicación digital en la respuesta moral. Huelva, España. Disponible en: http://www.redalyc.org/pdf/158/15832806016.pdf

- HUTNIK, Elizabeth; SAFERSTEIN, Ezequiel. 2014. Las prácticas de lectura en el entorno digital: industria editorial, mercado y consumo. “Prácticas de Lectura” y “Lectura y Pantalla”. Revistas de Literatura Modernas, Buenos Aires, Disponible en: http://bdigital.uncu.edu.ar/objetos_digitales/6776/02hutniklitmod44-1.pdf

- MAJUL, Enrique ¿Por qué el cerebro prefiere leer los libros en papel? Disponible en:

http://www.lavoz.com.ar/temas/por-que-el-cerebro-prefiere-el-papel

- MUELLER, Pam A., OPPENHEIMER, Daniel M. Oppenheimer. 2014. The Pen Is Mightier Than the Keyboard: Advantages of Longhand Over Laptop Note Taking (La pluma es más poderosa que el teclado: ventajas de la escritura a mano sobre la escritura en computadora). Princeton University and University of California.

- 3 razones científicas entre la escritura a mano y la memoria. Disponible en: https://redbooth.com/blog/handwriting-and-memory

- Diarios impresos vs. diarios digitales. Revista Forbes. Disponible en: https://www.forbes.com.mx/diarios-impresos-vs-diarios-digitales/

- El cerebro lector en la era digital: la ciencia del papel vs. las pantallas. Disponible en: https://www.scientificamerican.com/article/reading-paper-screens/

- Este es su cerebro en los libros digitales. Disponible en:
https://www.technologyreview.com/s/513766/this-is-your-brain-on-e-books/

- Hace falta papel, lo que se lee en pantalla se entiende peor. Disponible en: https://www.elespanol.com/ciencia/investigacion/20170324/203229944_0.html

- La hoja en blanco: el poder del contexto. Newsworks & Magnetic. Disponible en: https://www.newsworks.org.uk/Topics-themes/140166

- La realidad del papel – Destruyendo mitos. Disponible en: http://www.faiga.com/news/?id=$1$Y1OcJ4oD$HYsQi5Q.c1NqYjx1ex13K0

- Las plataformas digitales y no digitales estimulan diferentes niveles de construcción cognitiva Disponible en: https://dl.acm.org/citation.cfm?doid=2858036.2858550

- Lectura digital vs. lectura impresa. Disponible en: http://noticias.universia.es/educacion/noticia/2016/06/01/1140334/lectura-digital-vs-lectura-impresa.html

- Neuroscience and psychological studies sustain the cognitive benefits of print reading (Estudios neurocientíficos y psicológicos sostienen los beneficios cognitivos de la lectura impesa). Disponible en: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5362581/

- Probablemente no pueda escribir esta usual forma de la letra “g”. Disponible en: https://www.cnet.com/news/write-common-form-letter-g-opentail-looptail-johns-hopkins/

- ¿Qué es mejor, leer libros impresos o electrónicos? Disponible en: https://www.eldiario.es/consumoclaro/consumo_digital/mejor-leer-libros-impresos-electronicos_0_681032010.html

- Recomiendan no tomar notas con la notebook: se aprende menos. Diario Clarín, sección Educación, 27 de agosto de 2015. Disponible en: https://www.clarin.com/sociedad/aprendizaje-escritura-notebook-memoria-comprension_0_BkFuxVKP7g.html


Especialistas

Dr. Adolfo M. García

Director Científico del Laboratorio de Psicología Experimental y Neurociencias (LPEN), Instituto de Neurociencia Cognitiva y Traslacional (INCyT), Fundación INECO, Universidad Favaloro

http://lpen.com.ar/. Investigador Asistente del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) http://bit.ly/1ecuR50. Profesor Adjunto de Neurolingüística de la Facultad de Educación, Universidad Nacional de Cuyo (UNCuyo) http://www.educacion.uncu.edu.ar/