18 | Diciembre | 2012

Descubrir la verdadera vocación y confirmar la elección

Cursar alimentando la pasión por el diseño gráfico

 

GUTENBERG le dio la oportunidad a Luciana Akel de probarse a sí misma que había elegido la carrera para la que realmente tenía vocación y contribuyó a que su entusiasmo por ser diseñadora gráfica se consolidara.


Como Diseñadora Gráfica de la promoción 2012 de GUTENBERG, Luciana Akel se entusiasma hablando de su vocación:

"En lo personal pasar por la GUTENBERG fue darme una oportunidad de estudiar lo que me gusta, o de estudiar lo que yo creía que me podía gustar. Fue toda una decisión, yo había tenido la oportunidad de estudiar una carrera de grado, y aunque me recibí, nunca despertó en mi pasión por desempeñarla.

Estudiar diseño gráfico hizo que encontrara esa pasión.

Estudiar en GUTENBERG fue un placer; sí, lo digo después de noches enteras sin dormir, mejor dicho ¡de días y noches seguidos sin dormir! De entusiasmarme con trabajos y romperme la cabeza tratando de darles una vuelta de tuerca, de bajonearme por no llegar con los tiempos, de pensar en dejar materias, de luchar con los programas, con la PC… Si no me apasionara el diseño jamás podría haberlo hecho.

Tres años más tarde y con algunos finales pendientes tengo que agradecerle a GUTENBERG haber encontrado mi vocación. Y si bien voy a extrañar a los compañeros y a los profesores… me recibo con la felicidad y la certeza de que todo eso que aprendí, lo que descubrí y la gente que conocí me va a acompañar de ahora en más, porque ya es parte de mí:soy diseñadora gráfica y este ya es mi mundo.”