23 | Enero | 2013

Tres años de formación profesional y maduración personal

Una capacitación que deja huella para siempre

 

Gutenberg

Perteneciente a la camada que ingresó a la carrera de Producción Gráfica en 2010 y que acaba de finalizar los estudios en 2012, Lucas Mastrángelo destaca los valores que recibió en GUTENBERG y que aplicará en la nueva etapa de egresado.


Considerando que es un honor poder contar, aunque sea brevemente,  sus pasos por GUTENBERG, Lucas Mastrángelo expresa con emoción y calidez:

“Soy de la promoción que ingresó a la carrera de Producción Gráfica en 2010 y que acabamos de cursarla en 2012.

Hace ya tres años que comenzamos una etapa. Recuerdo que llegamos a las aulas y nos sentamos unos junto a otros sin conocernos, carpeta y lapicera en mano, esperando nuestra primera clase. No teníamos nada en común, solo nuestro interés por aprender.

Casi sin darnos cuenta, han transcurrido tres cursos repletos de arduos trabajos, exámenes y prácticas que nos han convertido en personas más maduras y responsables. Sabemos que no hemos finalizado sino comenzado un camino. Sentimos el convencimiento de que seremos capaces de llevar a cabo nuestra misión con éxito, puesto que recibimos una enseñanza que deja huella y que nos ha marcado para siempre.

Por todo ello, quisiera dar las gracias en primer lugar a la Fundación GUTENBERG que, fiel a su espíritu fundacional, ha apoyado la labor de desarrollar la carrera de Producción Gráfica.

Doy las gracias, también a todo el cuerpo docente de la carrera de Tecnicatura en Producción Gráfica, a las autoridades de la fundación y al resto de personal que la integra, por la coordinación de los estudios que hemos cursado y por la fluida comunicación que ha existido siempre entre ellos y los alumnos. De esa manera, nuestras propuestas han sido siempre escuchadas y respetadas, creándose así un espacio democrático, tolerante y participativo, que ha facilitado el trabajo de todos.”