08 | Mayo | 2014

Gestión del Post-Diseño: interesante nicho de desarrollo profesional

Del diseño a la generación de la forma impresora

 




Diseñadores gráficos y diseñadores industriales, y también personal del área de impresión, encuentran en este curso de post-diseño de GUTENBERG una vía para optimizar conocimientos y desarrollar un nuevo perfil profesional.


La asignatura de Gestión del Post-Diseño tuvo su inicio en GUTENBERG a partir de un curso estructurado con fondos del BID para formar preparadores digitales. Entendiendo por preparador digital el técnico capaz de  adecuar el archivo realizado por un diseñador a fin de generar la forma impresora (plancha offset, polímero, schablon o cilindro de huecograbado) en la planta gráfica.


La especialidad surgió debido a la demanda que se planteó al desaparecer los talleres de fotocromía y a la progresiva incorporación del área de preprensa en las plantas gráficas.


La inscripción a este curso de post-diseño fue evolucionando con el tiempo. Observamos así que a los primeros cursos asistía preponderantemente personal del área de preimpresión que era enviado por las propias imprentas donde trabajaban. Con el correr de los años fue modificándose el perfil de los asistentes, lo que motivó  el cambio del nombre del curso, puesto que la preparación digital de la forma impresora comenzó a ser asumida por diseñadores gráficos e incluso industriales.


Este año, al curso de Gestión del Post-Diseño que se está dictando, asisten jóvenes de entre 21 y 33 años, quienes en un 66% provienen del área de diseño y el resto del área de preprensa. Respecto del equipaje de conocimientos con que cursan, debe señalarse que hay alumnos con estudios secundarios completos, otros tienen estudios terciarios y los hay también con estudios universitarios.


Un dato de la integración del curso actual: asisten dos alumnas provenientes del exterior, una de Colombia y la otra de Venezuela. ¿Por qué decidieron cursar en GUTENBERG, en Argentina? Una razón, porque en el país natal  no hay una capacitación similar, otra razón, porque la cursada en el propio país es muy cara.


Haciendo una pequeña encuesta sobre qué motivos impulsaron hacer el curso de post-diseño, las respuestas fueron variadas:


. Saber más de preprensa e impresión;

. Certificar la propia experiencia;

. Adquirir nuevas y eficaces herramientas,

. Y la respuesta más interesante, y con un cierto toque de humor, a cargo del alumno más joven de la clase: “Espero poder incorporar conocimientos para luego ponerlos en práctica, multiplicarlos, enseñara a la gente y trabajar menos yo” .


La experiencia en GUTENBERG, comenta la Ing. Julia Fossati, es que los siete meses de cursada les da la posibilidad a los alumnos de optimizar los recursos con que cuentan y conocer no solo nuevas tecnologías sino también formar parte de un grupo de pares para, entre todos, desarrollar nuevos perfiles profesionales.