12 | Mayo | 2015

Generando Grafemas para crear riqueza visual

Construir desde lo elemental de las formas gráficas

 


Dedicarse con entusiasmo a concretar las propuestas de aprendizaje es un gran síntoma de haber elegido bien la vocación y de ir por el camino adecuado para realizarla y así parecen demostrarlo los recién ingresados a Diseño Gráfico este año.


Cursando su primer año de la carrera de Diseño Gráfico en GUTENBERG y trabajando en la asignatura Morfología I que dictan los docentes Marcelo Anastasio, Javier Bidart y Catalina Palma, los alumnos se ejercitaron experimentaron con grafías, provistos de los elementos teóricos que habían recibido en clase. Mostraron así la seriedad con que están encarando su formación profesional a la vez que el afán y el entusiasmo que invierten en esa tarea.


Así fue el cuadro explicativo para saber qué son grafemas y cómo construirlas, con el que luego los alumnos elaboraron la explicación teórica de lo que habían realizado en la práctica:


Entendemos a las "grafías" como el estado elemental de la forma gráfica. Son el resultado de un gesto producido por una herramienta que previamente le aplicamos tinta china y de esa forma  podemos desplazar y usar a modo de sello sobre una hoja teniendo en cuenta tres variables: presión, carga de tinta y velocidad.

Son información visual pura, el nivel cero de toda iconicidad. La forma gráfica en estado de grafía es pura presencia formal. Lo que se intenta buscar es experimentar en términos de “sonidos visuales” y que logremos registros que nos permitan trabajar, editar y componer.

A partir de esas improntas que realizamos en clase, la idea es conformar un catálogo de grafías. Así, empezamos a  discriminar aquellas que refieran a sonidos (formas puras definidas, limpias, etc.) de las que refieran a ruidos (manchas, sin formas, etc.) Cuanta más cantidad de grafías diferentes obtengamos, más rico y diverso va a resultar nuestro trabajo final.

La calidad de las grafías dependerá de cómo se realizaron los registros y de la nobleza de las herramientas elegidas para lograr así, una grafía (sonido) bien definida.

De esta manera comienza la parte de la edición y construcción. Componer, unir y mezclar sonidos nos permite obtener finalmente GRAFEMAS con distintos niveles de complejidad, que están  directamente ligados a los niveles de lectura y estructura propia que posea el signo final. La cantidad de grafías en un grafema nos va a dar riqueza visual.

Este nuevo signo tiene una estructura propia donde se establecen jerarquías formales y puntos de tensión. El objetivo es generar grafemas abiertos para lograr  tener una familia de signos variables.


Para llegar a expresar el dominio técnico que han empezado a adquirir, los alumnos aprendieron a reconocer formas y grafías y a generarlas a partir del registro de diversos objetos con tinta sobre papel. Comprendieron el modo de clasificar las grafías y luego componerlas y editarlas en serie de signos gráficos (grafemas), utilizando la técnica del collage.


Y todo lo hicieron con empeño y con alegría.


Turno Tarde:


Carla Faroldi


Natalia Buonofiglio


Pablo Maeda


Turno Noche:


Eugenia Romero


Julia Malone


Sergio Chamella