28 | Mayo | 2015

Para desempeñar la actividad editorial con eficiencia y éxito

Cómo capacitarse en gestión de la producción editorial

 



Para quien está o le interesa estar en la actividad editorial, GUTENBERG pone a su alcance el curso de “Gestión de la producción editorial” y lo pone a disposición en dos modalidades: la presencial o la conocida como b-learning.


Coordinador y docente desde hace ya varios años del curso de “Gestión de la producción editorial” en GUTENBERG, Diego F. Barros es tá muy bien habilitado para ilustrar sobre el abanico de posibilidades de capacidades que esa disciplina abre aportando, a la vez, su visión de profesional con amplia experiencia en la industria editorial. Así ha dialogado sobre el tema:


Editor se hace y se estudia

Diego F. Barros es sociólogo y editor con más de veinte años de desempeño en el mundo editorial. Consciente de que la mayoría de los editores –y él mismo incluido- “se hizo” editor editando y convencido de la necesidad de que las jóvenes generaciones transiten por procesos de formación específica, se sumó a las propuestas de capacitación profesional de GUTENBERG. Coordina allí desde hace años el curso de “Gestión de la producción editorial”, tanto en su modalidad presencial como a distancia. Lo entrevistamos para que nos cuente las ideas y objetivos que hay detrás de este curso, tan atractivo para todo aquel con ganas de ordenar y profesionalizar su desempeño en la industria editorial.


- ¿Cómo situarías este curso dentro del universo de formación profesional de un editor?

Diego Barros: - A decir verdad, la profesión de editor es muy reciente si uno la compara con la historia de otras profesiones. Pensemos que el editor como un profesional independiente existe desde el momento en que se separó del oficio de librero y del imprentero, que en el pasado confluían en una misma persona. De allí que su historia profesional sea breve, lo que implica que los espacios académicos que existen, que son muy pocos en todo el mundo, sean además muy recientes. Algo similar ocurre con la producción de bibliografía sobre temas editoriales, algo que también data de las últimas décadas. Dentro de ese panorama, la existencia de un curso como este es muy importante en la medida en que combina una propuesta de conceptualización acerca del mundo del libro y de su industria a partir de la sistematización de los conceptos clave, las herramientas y los procesos de trabajo propios de un editor.



- ¿A quién está dirigido el curso?

Diego: - En primer lugar, a todos aquellos que de alguna manera están vinculados con el mundo del libro. Esto puede implicar tanto a profesionales que se encuentran trabajando ya en alguno de los eslabones de la cadena de valor del libro y necesitan sistematizar los saberes en torno a esta industria, como a aquellos que siempre estuvieron interesados por lo editorial y tienen desde hace tiempo en la cabeza la idea de llevar adelante un emprendimiento propio.



- ¿Y qué encontrarán,  tanto unos como otros, en estos casi siete meses que dura el curso?

Diego: - En primer lugar, una presentación ordenada y secuenciada de las diferentes etapas de la vida de un libro. El sentido de esto es el de visualizar la del editor como una tarea integral que no se limita tan solo a su aspecto intelectual. Esto es, el libro, además de un producto cultural, es un objeto industrial y en tanto tal es portador de dimensiones materiales, jurídicas, económicas, etc. En segundo lugar, una propuesta para reflexionar en cada uno de los módulos de que se compone el curso acerca de la práctica. Finalmente, conocer de modo panorámico pero a la vez profundo las diferentes dimensiones que deben tenerse en cuenta toda vez que se quiera encarar un emprendimiento editorial propio.



- ¿Cuáles son los principales contenidos que aborda?

Diego: El trabajo del editor es ineludiblemente multidisciplinar, de modo que este mismo espíritu es el que tiñe la propuesta. Enmarcado en la perspectiva sociocultural del mundo de la edición, se abordan cuestiones tales como: nociones generales pero indispensables de derecho de autor y contratos; cómo se organiza una empresa editorial; cuáles son las principales etapas del proceso de edición; qué implica desde el punto de vista económico el negocio del libro; cómo es la relación entre el autor y el editor y entre este y el diseñador gráfico; qué aspectos debe tener en cuenta un editor a la hora de pensar el libro en la imprenta, etc. Y como no podía ser de otra manera, se trata de un curso del que participan como docentes profesionales de alto nivel y de probada experiencia en el trabajo con el libro: Mónica Boretto, Mónica Herrero, Claudia Rodríguez, Silvia Liffman, Jorge González, Cecilia Repetti, María Amelia Macedo, Istvansch, Emiliano Frías, Marcelo Burzomi y Luis Castiñeiras.



- ¿Cómo son las clases y los docentes que las dictan?

Diego: - El curso combina contenidos teóricos con herramientas prácticas y análisis crítico de casos concretos. En todos los casos, los docentes son portadores de una importante experiencia profesional en sus diferentes área de incumbencia pero, a la vez, a la hora de transmitirla y volcarla en el curso, buscan presentar una reflexión y conceptualización sobre sus propias prácticas de modo de que ésta resulte más rica.



- ¿Qué diferencias hay entre la versión a distancia y la presencial del curso?

Diego: - Desde el punto de vista de los contenidos y los objetivos, en realidad ninguna. La alternativa de la versión a distancia es justamente la de aprovechar las nuevas tecnologías aplicadas a la formación para reducir las distancias geográficas y, al mismo tiempo, plantear el desafío que implica otorgar mayores libertades a los alumnos para administrar su estudio en función de los ritmos y tiempos de los que dispone para capacitarse. Claro que la presencia cara a cara con el docente es siempre una oportunidad pero lo cierto es que hoy las nuevas tecnologías facilitan mucho eso también. En ese sentido, los dos encuentros presenciales contemplados en la modalidad b-learning son realmente oportunidades muy ricas e interesantes. Finalmente y algo no menor es el hecho de que la versión a distancia dispone de una coordinación y asesoramiento pedagógico permanente – cargo de la licenciada Marigel Marrazzo-, un recurso clave en este tipo de modalidad de estudio. Ahora, debo añadir que en ambas versiones y seguramente producto de la extensión del curso pero también por la mancomunión de intereses de los alumnos, cada año se construye un grupo con altas afinidades que combina el trabajo intenso y riguroso en un clima de excelente camaradería, generando vínculos que continúa más allá del curso.



- En todos estos años a cargo del curso, ¿cuál es tu balance?

Diego: - Desde las primeras ediciones de este curso he sentido que los alumnos –que son de las más heterogéneas proveniencias pero que todos llegan con expectativas muy similares- se llevan junto con las saberes que trajeron un conjunto de herramientas que les permiten mejorar sus prácticas cotidianas. Una de las cosas más agradables que me pasa con este curso es ver cómo cada año son más los ex alumnos con los que me encuentro en los stands de editoriales cuando asisto a cada edición anual de la Feria del Libro. Esto implica que el curso cumple efectivamente con el sentido fuertemente útil que Gutenberg quiere darle y a mi preocupación –como docente y como editor- por avanzar en la profesionalización de este que, como suelo decir, no es la más antigua de las profesiones pero sí la más linda…

 

Para informes:

Fundación Gutenberg
Av. Belgrano 4299 CABA
4981-5389

Modalidad Presencial:
Orlando Galián ogalian@fundaciongutenberg.edu.ar
Gestión de la producción editorial - Presencial

 
Modalidad a distancia:
Marigel Marrazzo / Ana María Sollosqui cursosadistancia@fundaciongutenberg.edu.ar
Gestión de la producción editorial - A Distancia