13 | Enero | 2016

Capacitarse en gestión para optimizar la Producción Gráfica

Reciente egresado de la carrera de Producción Gráfica, Julián Muscara, quien ya estaba trabajando en el sector, destaca que GUTENBERG le hizo descubrir una dimensión para crecer y superarse profesionalmente: la gestión

 

Reciente egresado de la carrera de Producción Gráfica, Julián Muscara, quien ya estaba trabajando en el sector, destaca que GUTENBERG le hizo descubrir una dimensión para crecer y superarse profesionalmente: la gestión.

De la escuela secundaria Julián Muscara egresó como técnico en artes gráficas y pudo comenzar a trabajar en una imprenta. Pero aspiraba a profundizar lo que había aprendido del oficio y progresar.

“Me he profesionalizado”, afirma con alegría con su flamante título de Técnico Superior en Producción Gráfica. Y enseguida destaca que ahora dispone de métodos y fundamentos para la gestión de una empresa, “tener una buena organización es fundamental para lograr calidad y productividad en lo que hacemos”.

Añade: “GUTENBERG me dio mucho más de lo que buscaba, me hizo prestar atención en algo que para mí, que me gusta hacer las cosas, era aburrido y no lo tomaba en cuenta: la gestión que, acompañada de una política de mejora continua, ayuda a crecer a cualquier empresa, tanto a una grande y desarrollada, a una pyme, como a un micro-emprendedor, lo mismo que a un empleado, a un operario o a un vendedor gráfico, tanto en lo que se refiere a ganancias, como a desempeño laboral y desarrollo personal”.

Julián considera que la carrera está estructurada para gente que trabaja. Señala que el horario es accesible lo que facilita la buena asistencia y participación y que como los contenidos se desarrollan en clase, no hace falta estudiar en la casa. Junto con la calidez del ambiente, hay una mención especial para los docentes que siempre están abiertos para recibir cualquier consulta y que explican con la misma claridad y amplitud a quienes ya conocen la actividad gráfica como a los que no han tenido mayor contacto. Subraya que “el plan de estudios arranca de cero con una buena base de fundamentos en primer año, es un plato fuerte de conocimientos técnicos en segundo (pre-prensa, color, impresión offset, flexográfica, digital, serigrafía, huecograbado, packaging, y métodos de encuadernación y terminación de impresos), y en tercero toda la parte de cómo hacer para que lo que aprendiste salga bien, con módulos de planificación, conducción y calidad llevan a que cuando se llega a técnico uno pueda superarse continuamente”.

Reflexionando que la industria gráfica tiene un gran campo de aplicación porque está en todas partes, Julián concluye que lo principal que Gutenberg ofrece entender que no se trata de manejar bien una máquina que imprime, sino que hay que producir con eficiencia en una Industria de Comunicación Masiva, donde la capacidad de adaptarse a múltiples pedidos y tipos de trabajos es crucial para satisfacer a quienes necesitan comunicarse a través de un impreso.