07 | Noviembre | 2016

Materiales, ítem importante para calcular costos

Siempre calcular bien los costos ha sido importante para una empresa gráfica sana y, en el escenario en que se viene desenvolviendo nuestra industria, es una herramienta útil reconsiderar conceptos elaborados sobre experiencias pasadas

 


Alumno de 3º año de Producción Gráfica, y desempeñándose ya en una empresa del sector Ricardo Ekardt, tomando algunos conceptos  publicados por el Ing. Jaime Lewin en una nota de la revista Argentina Gráfica hace algunos años y conservan toda su validez, reflexiona sobre “La estructura de costos en la situación actual de la Industria Gráfica”.


Como el tema es amplio, a continuación la primera entrega de la nota de Ricardo que se refiere a:

Cálculo de materiales

Los desafíos que nos plantea la situación económica del país, la tecnología con su rueda eterna de innovación vs. obsolescencia, la competencia cada vez más agresiva, la velocidad de respuesta que exigen los clientes, son  factores que hacen absolutamente necesario repasar y optimizar nuestra estructura de costos.

Analizar los conceptos que puedan afectar nuestra ubicación en el mercado, profundizando en las causas de nuestras ineficiencias, las cuales generarán un incremento innecesario de los costos de Producción.

Tener en cuenta el costo de los insumos –  es decir, Combustible, Gas, Energía Eléctrica –  y de las Materias Primas, que ven inflados sus precios debido a los impuestos, aranceles y tasas, el costo de la Mano de Obra, el alto Costo Financiero, en fin, podríamos continuar eternamente enumerando factores a tener en cuenta, pero creo que con los descriptos es suficiente como para asumir que es imprescindible atacar de manera constante y objetiva aquellos costos que, por su naturaleza, se ven afectados por los factores ya nombrados, es decir, tecnología, eficiencia en la producción y utilización de insumos y materias primas.

Comenzando con las materias primas, primero las definiremos como los elementos intervinientes en la producción, que son entregados al cliente; más claro, el sustrato, la tinta, el barniz, el papel con el que se arman los paquetes, el streech con el que se afianza el pallet, todo lo que el cliente recibe de manera tangible.

Se diferencia de los insumos ya que estos, si bien intervienen en los distintos pasos de la fabricación, no son entregados al cliente, por ejemplo, los trapos, el revelador,  los químicos necesarios para el agua de humectación o el revelado de la forma impresora, etc.

Cabe destacar que, si bien no integran el producto final, los insumos son parte de nuestros costos y deben ser considerados de igual manera que las materias primas en lo que a optimización respecta.

Consideraremos al Sustrato como la materia prima de mayor incidencia dentro de un presupuesto, rondando entre un 45% del valor total del costo del producto y con esto en mente, se infiere la criticidad del correcto cálculo de los kilos a utilizar por pedido.

Para ello es fundamental Optimizar el Pliego de Impresión, utilizando el mayor % de área imprimible, o lo que es lo mismo, reduciendo el % de desperdicio de material.

Una técnica para poder sacar la imposición es partir del formato de material que soporta la máquina de impresión que utilizaremos para cotizar.

A continuación haremos un ejemplo simple de cómo pensarlo, detallando primero las características del producto a cotizar y de la máquina a utilizar.


En este caso, no tomaremos como condicionante el sentido de fibra.

El criterio para poder determinar cuántas poses entran en el máximo de máquina es el siguiente:

Tomamos el ancho y alto de la máquina, cada uno se dividirá por el ancho y el alto del producto, truncando el valor decimal que dé como resultado y con este cálculo obtendremos la cantidad de bocas que salen por cada sentido de producto y máquina. Es recomendable armar una tabla con dichos cálculos para poder visualizarlos de manera más simple. Una vez hecha la división, multiplicaremos de manera cruzada los resultados de la división, con lo cual, obtendremos la cantidad de bocas totales por Pliego de Máquina.

 

Cálculo de imposición


Vemos como la opción verde nos da una disposición de: 

  • 2 Bocas del lado de 74 cm de máquina, si hacemos 2 bocas x 29,7 cm, tenemos 59,4 cm de ancho.
  • 2 Bocas del lado de 53 cm de máquina, si hacemos 2 bocas por 21 cm, tenemos 42 cm.

Sabemos que esta disposición de 4 bocas totales entra en nuestra máquina de impresión. Tengamos presente que hasta acá vemos el área de impresión en la que no se considera ninguna de las Separaciones necesarias para el armado de un pliego de impresión, con lo cual, además del área neta, debemos considerar el material necesario para la  pinza, tira de control, calles, márgenes laterales. Debemos agregarlas a las medidas que ya tenemos para ver si efectivamente la imposición seleccionada nos sirve y vamos a servirnos de un gráfico donde se verán más claramente las medias totales del área de impresión.
 

Habíamos dicho que las demasías serian de: 

  • 10 mm de pinza.
  • 5 mm de cola.
  • Calles de 3 mm.
  • Márgenes laterales de 5 mm por lado.

 

Imposición con Separaciones


En el Diagrama podemos observar cómo, con la adición de las Separaciones, nuestra área de impresión final queda en 43,8 x 60,7 cm, esta será la imposición que irá en máquina. Ahora solo nos queda determinar cuál de todas las opciones de Hojas Standard que existen en el mercado será la que mejor se aproveche, calcular la cantidad de material necesario, con su correspondencia en Kilos y su incidencia en el costo total.

Eduardo se compromete a seguir repasando los siguientes pasos para construir una correcta estructura de costos.