03 | Enero | 2017

Para el diseño gráfico ¿qué significado tiene el packaging?

En el umbral para salir al mundo profesional, GUTENBERG les propone a sus estudiantes del último año de Diseño Gráfico investigar y reflexionar sobre algún campo de acción en que quizá deberán desempeñarse y el packaging es uno muy relevante actualmente.

 


En la asignatura Práctica Profesional III del último año de la carrera de Diseño Gráfico, se les propone a los alumnos un trabajo para que investiguen sobre alguno de los posibles campos de acción en los que podrían tener que desempeñarse cuando desenvuelvan su trayectoria profesional y reflexionen sobre su significado y protagonismo en la actualidad.

Alumna de tercer año de Diseño Gráfico, o sea a un paso de ingresar en el mundo profesional, Paz Ayelén eligió investigar sobre el segmento del packaging y los desafíos de diseñar un envase.

En un detallado informe, Paz presenta el tema que ha elegido desarrollar: el packaging y su importancia dentro del área del diseño y analiza, entre distintas facetas, la vida útil y el éxito que poseerá un determinado producto, gracias a su envase, a su concepto y a su llegada al público receptor.

A continuación, el informe de investigación de Paz Ayelén sobre:


Packaging: Cuando el envase marca la diferencia


Introducción

El marketing es muy extenso y no se limita a una campaña publicitaria o a la viralización de un vídeo. Una buena estrategia de marketing es constante, pasional y se encuentra incluso en las pequeñas cosas. Es el caso del diseño de packaging, ya sea que se esté emprendiendo el camino de crear el envase para el producto a la venta o se esté considerando modificar el diseño de uno ya existente. Y tal vez sobre esto haya quienes se estén preguntando si la apariencia de un envase es importante. Muchos proveedores del mercado piensan que el desempeño de un producto es más importante que la apariencia de su envase, pero el packaging, por el contrario, puede jugar un papel elemental en el éxito o fracaso de venta y cada día es más notorio y evidente este concepto. Cada día se cuidan más todo tipo de detalles de un producto, desde la cadena de producción hasta el empaquetado y venta al público.


Desarrollo

¿Qué es el packaging?

Como primer paso definiremos el término packaging: En su definición más formal vendría a ser la ciencia, el arte y la tecnología de protección de productos para la distribución, el almacenamiento, y la venta. En otras definiciones más informales, se considera el packaging como el envoltorio de toda la vida y el envase que contiene el producto que queremos consumir.  Como diseñadores gráficos, creativos y publicitarios, debemos considerar que el packaging tiene como objetivo principal de atraer la atención de los clientes a primera vista y ser la ventana más importante de comunicación hacia el consumidor.

La presentación de un producto es fundamental, ya que puede determinar que el producto sea un éxito o un fracaso. Es decir, por mucha publicidad que se realice, y por mucha calidad que tenga el producto, el consumidor decide qué compra cuando está delante del producto, ya sea en un supermercado o almacén y viagra, y en ese momento lo único que ve es la etiqueta, la caja o el envase con que se lo presenta. Ese será el momento de establecer una comunicación o empatía directa con el consumidor, por lo tanto, no debemos menospreciar su importancia, puesto que en este mundo tan competitivo cualquier oportunidad de captar la atención de un posible cliente ha de ser aprovechada.

Dentro del mercado, el packaging se posiciona como la mejor herramienta de marketing
y por ello la evolución e innovación en estos procesos adquieren vital importancia para
conseguir que un determinado producto consiga lograr el éxito dentro de un mercado 
cada día más competitivo. La inmensa cantidad de productos que compiten en un 
mismo mercado obliga a las marcas y compañías a desarrollar continuamente procesos 
que aporten a sus productos la fórmula visual que les haga marcar la diferencia brindándole características únicas que lo diferencien del resto.


Un buen packaging

Un buen packaging es quizás el elemento que hace más perdurable la imagen de la marca de un determinado producto.  Aspectos como lo funcional, lo reutilizable que sea y su diseño atractivo son esenciales para que el envase se convierta en un exitoso producto final. A todos nos ha ocurrido alguna vez que hemos comprado algo por el envoltorio únicamente, dejando de lado la calidad del producto, o también nos ha pasado que un envase bien cuidado y bien diseñado nos ha fascinado.


Sin irnos muy lejos, ¿quién no conoce e identifica la mítica botella de Coca-Cola, que tiene incluso nombre propio? Porque esa botella es un perfecto ejemplo de buen diseño de packaging que perdura durante el paso de tiempo y es así como ha llegado a convertirse en un icono de la marca. Así como sucede con la marca Coca-Cola, también pasa con otras grandes marcas donde ya su envase es un claro registro de buen packaging y difícilmente el consumidor logre olvidarlo a lo largo del tiempo.

Todo buen packaging debe cumplir con distintas funciones para lograr su éxito. A continuación se mencionarán y desarrollarán.


Un envase:

Contiene: El principal motivo de la existencia de un envase es el de contener el producto. Ya sea para transportarlo fácilmente o protegerlo ante cualquier daño. Tanto al ser transportado desde la fábrica hasta el punto de venta, o consumidor, el packaging previene que el producto sufra cualquier percance. Además, permite facilitar su manipulación y uso para conservarlo en buen estado mientras está siendo transportado. Todo ello para, posteriormente, ser adquirido por algún consumidor.

Informa: Un buen diseño de packaging va más allá. Además de proteger y conservar el producto, también informa al posible consumidor sobre el mismo con sólo mirarlo. Un buen envase es capaz de decir qué es lo que podemos esperar del producto que se encuentra dentro. Así facilita la decisión de compra, ya que un mal envase en el que no diferenciamos lo que vamos a comprar, raramente nos hará parar para investigarlo.

Para evitar esto, en el envase se agrega una buena cantidad de información de cara al consumidor, para que sepa qué es lo que está adquiriendo y sirva como primer contacto del cliente con el producto. En ocasiones, la simple información del paquete sirve para que un cliente omita el paso de hablar con el vendedor.

Diferencia: Por supuesto, un buen diseño de packaging se convertirá en una firma más de la marca y, a su vez, ayudará a la empresa a diferenciarse de otras que ofrezcan productos similares. Un logo bien situado, un esquema de colores bien utilizado, y una forma específica, son técnicas enfocadas a que el consumidor sea capaz de identificar y diferenciar el producto de un simple vistazo en relación a la competencia.

Y esto es algo bueno, pero a largo plazo presenta algunos inconvenientes ya que diseñar un packaging que sea tan fácil de identificar también arrastra ciertos problemas. Por ejemplo, si la empresa decirle cambiarlo, afectará su imagen de marca y se tendrán que llevar a cabo estrategias de marketing para que los consumidores acepten e identifiquen el nuevo envase.

Atrae: Otra de las funciones importantes del packaging es la atracción. Siempre que sea llamativo, provocará que el cliente se acerque, despierte su curiosidad e incluso lo pruebe y consuma. Muchas empresas vanguardistas han comenzado a realizar estudios sobre la importancia de un packaging atractivo que atraiga potenciales consumidores. Se llevan a cabo estos mismos estudios sobre el uso y significado de formas geométricas, colores, tipografías y posición de elementos, entre otros ejes, para lograr diseñar el envase más atractivo posible respetando a su vez, la imagen de la marca o la naturaleza del producto.

Vende: Claramente, un buen diseño de packaging, además de cumplir con todas estas características ya citadas, vende por sí mismo el producto que contiene. Su potente y atractivo diseño visual, su funcionalidad, su capacidad de decirnos qué es lo que nos está ofreciendo y su atractivo serán ejes que, si se logran, se creará un exitoso diseño de packaging con bastante vida útil.


Tipos de Packaging

Básicamente los tipos de packaging dependen del producto y de su determinada distribución. Suele ser conveniente clasificar envases por la “capa” o la función:

Packaging primario: es el packaging que envuelve primeramente al producto y lo sostiene. Usualmente es el más pequeño considerando a los productos que se venden o usan por unidad. Además esta primera envoltura tiene contacto directo con el producto.

Packaging secundario: es la que envuelve al packaging primario, por ejemplo, para agrupar un conjunto de unidades de venta o distribución.

Packaging terciario: es la que agrupa a un conjunto de cajas secundarias para el manejo masivo, el almacenamiento y el transporte por vía terrestre, marítima o aérea. La forma más común de este tipo de packaging es la paletización o la contenerización.

De alguna forma estas categorías pueden ser arbitrarias ya que, por ejemplo, dependiendo del uso, el embalaje puede ser primario cuando es aplicado sobre el producto, secundario cuando es aplicado sobre cajas individuales de producto y terciario cuando se elaboran paquetes de distribución.

Para diseñar un embalaje hay que tener muy en cuenta el producto para el que se diseña el packaging. Las recomendaciones de la empresa deben ser seguidas con atención y valorar ciertos aspectos a la hora de diseñar un buen packaging.

Aspectos comerciales de la empresa: público al que va dirigido, canales de distribución, antecedentes en la comercialización de productos similares, etc.

Aspectos relacionados con la distribución: tipo de almacenamiento, gestión de almacenes, puntos de destino, transporte utilizado, etc.

Imagen de la compañía y aspectos legales.


Novedades dentro del Packaging

Las tendencias que se esperan para los próximos años se resumen en los siguientes puntos presentados a continuación:

• Los envases evocarán cada vez más emociones y experiencias. Las novedades se encuentran íntimamente relacionadas con las estrategias de posicionamiento de cada producto y las necesidades del consumidor.

• Nos encontraremos con envases inteligentes, interesantes, prácticos y convenientes. Los formatos pequeños, transportables e individuales continuarán ganando terreno en nuevas categorías.

• Aumentará la presencia de envases que apelen a todos los sentidos sensoriales del ser humano.

• La preocupación por el medio ambiente seguirá creciendo. La alta demanda por crear envases con materialidades reciclables logrará un valor añadido al producto que el consumidor aceptara de manera satisfactoria.

• Los niños seguirán demandando envases con colores llamativos, alegres, en los que sus personajes o dibujos de moda cobran protagonismo, incluso superior al de la propia marca.

• Los jóvenes se verán atraídos por envases ergonómicos que reflejen dinamismo y su estilo de vida. Envases innovadores que agreguen diversión a sus vidas.

• Diseños universales. Creados para incluir a personas con discapacidades motoras y/o sensoriales y llegar a la mayor audiencia posible, más allá de las necesidades y habilidades de un adulto promedio saludable.

• Diseños gráficos adaptados a la realidad de las personas mayores de 60 años. Fáciles de reconocer, que transmitan sensación de gran calidad, que la información sea visible, con fotos reales del producto o que su contenido pueda verse. Con colores que les sugieran jovialidad, que los animen y les hagan sentirse más felices.


Conclusión

Luego de todo lo mencionado anteriormente en este informe, podremos llegar a la conclusión de que el packaging es mucho más importante de lo que se piensa.
Tal vez nos preguntemos si la apariencia de un envase es importante ya que muchos proveedores de productos piensan lo contrario, dando a entender que el desempeño de un producto vale más que la apariencia del mismo.

El packaging actúa como elemento fundamental que conecta al consumidor con el producto. Por lo tanto, en ocasiones y en cierta medida, puede delimitar el éxito o el fracaso del mismo. Entonces, el diseñador tendrá la importante tarea de crear un buen diseño en el envase que refleje creatividad, innovación y atracción a simple vista.

El packaging puede llegar a ser perdurable en el tiempo e incluso funcional. Claro que también puede despertar tal adoración y atracción, que el consumidor lo guarde una vez utilizado el producto, para transformarlo en un objeto coleccionable.


Bibliografía

http://www.puromarketing.com/32/18146/importancia-packaging-decision-compra.html

https://codigovisual.wordpress.com/2009/07/06/que-es-el-packaging/

http://wuombo.com/la-importancia-del-packaging/

http://mglobalmarketing.es/blog/la-importancia-del-packaging-en-el-marketing/

http://www.websa100.com/blog/la-importancia-buen-diseno-packaging/

http://www.puromarketing.com/32/4178/marketing-packaging-cuando-envase-marca-diferencia.html

http://www.luisan.net/diseno-grafico/diseno-packaging.html