18 | Enero | 2012

Arte argentino impreso como contribución comunitaria Por GUTENBERG la industria gráfica extiende sus contactos

Relacionada con la galería de arte Palermo H, GUTENBERG colaboró para que la colección de tarjetas de temas navideños por artistas argentinos, proyecto con propósitos comunitarios, patrocinado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, fuera reimpresa.

 


Arte argentino impreso como contribución comunitaria

Por GUTENBERG la industria gráfica extiende sus contactos

Relacionada con la galería de arte Palermo H, GUTENBERG colaboró para que la colección de tarjetas de temas navideños por artistas argentinos, proyecto con propósitos comunitarios, patrocinado por el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, fuera reimpresa.



Durante 2011 Fundación Gutenberg se conectó con la galería de arte Palermo H, que tiene como primordial objetivo promover y difundir el arte contemporáneo argentino y para instrumentarlo organiza muestras, eventos y otras actividades para empresas privadas, fundaciones e instituciones gubernamentales, interesados en reunir a los artistas con una audiencia cada vez más diversa.

Esta galería elaboró un proyecto para las fiestas navideñas que, por sus características comunitarias, contó con el patrocinio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y de otras entidades. Se editaron 200.000 tarjetas de saludos para el nuevo año 2012 con motivos de 18 artistas argentinos. A un precio realmente económico estas tarjetas se comercializaron exclusivamente en los quioscos de venta de diarios  y revistas por intervención especial del “sindicato de caniyitas” (Sindicatos de Vendedores de Diarios, Revistas y Afines). Otra cláusula relevante del proyecto consistió en que, una vez cubiertos los costos, las utilidades se distribuirían entre Organizaciones No Gubernamentales de distintos puntos del país.

La iniciativa fue un éxito tal que las 200.000 tarjetas se agotaron bastante antes que llegaran las Fiestas y desde los quioscos reclamaban insistentemente el reabastecimiento.

Entonces don Adelmo Piazza, curador de la muestra y dueño de Palermo H, se comunicó con Fundación Gutenberg. Rápidamente allí se realizaron las diligencias consiguiendo que la firma proveedora STENFAR, con la dinámica gestión de su gerente comercial Susana Franco, donara la cartulina necesaria y Marcelo Recio, vicepresidente de Fundación Gutenberg, dispuso que su empresa, Establecimiento Gráfico IMPRESORES, se hiciera cargo gratuitamente de la impresión. La gente de GUTENBERG colaboró en la preparación del proceso gráfico.

La reimpresión de las tarjetas llegó a tiempo a los quioscos. La reproducción de arte argentino a precios accesibles realzó el contenido de los saludos por el nuevo año. Un feliz círculo virtuoso que culmina con el compromiso que Fundación Gutenberg recibirá un 5 % de la recaudación.

Una acción de GUTENBERG que extiende sus contactos más allá de los sectores tradicionales y que a la par promociona la disposición solidaria que existe en la industria gráfica, tanto en sus productores como en sus proveedores.