Cargando

Encuadre Sectorial e Institucional

btn01
btn02
btn03
btn04


ENCUADRE SECTORIAL

La Industria Gráfica constituye un sector cuya actividad principal consiste en realizar servicios de impresión para terceros. Las empresas gráficas trabajan por encargo y prácticamente no mantienen stocks, razón por la cual las compañías se ven exigidas a ser sumamente flexibles y con capacidad de adaptación ante escenarios cambiantes.

La industria produce bienes que se caracterizan por ser poco transables, principalmente debido a la alta incidencia de los costos de transporte. Sin embargo, productos en los que la escala es mayor y el factor logístico significativo, como las ediciones gráficas (en especial, los libros) y los envases flexibles, presentan un comportamiento diferente.

Los sistemas de impresión más utilizados son los que se describen a continuación:

Sistemas de Impresión

Características

Principales productos


OFFSET

Es un método indirecto de impresión que reproduce documentos o imágenes sobre papel, o materiales similares, mediante una placa de superficie plana. Puede ser aplicado a diversos sustratos. Es el sistema más utilizado debido a la buena ecuación costo-calidad.

Revistas, libros, etiquetas secas, estuches, papelería comercial, gigantografías y formularios continuos.


FLEXO-
GRAFÍA

Es un sistema de impresión directo, semejante al de un sello de imprenta, en el que una máquina rotativa utiliza planchas de goma o fotopolímeros con una impresión de plancha en relieve y tinta líquida especial de secado rápido. Es un método económico, de secado rápido, que acepta diversos soportes (plásticos, papeles, laminados, etc.) pero que no es apropiado para reproducir detalles. Se utiliza mucho en tiradas cortas.

Envases flexibles, envases de cartón corrugado, valores, y etiquetas autoadhesivas


HUECO-
GRABADO

Método directo de impresión en el que la tinta permanece en el área de imagen grabada en un cilindro y es transferida al papel presionando ésta sobre el cilindro de imagen grabada. Este método mantiene el color invariable, es de secado rápido y permite diversos soportes. Se usa preferentemente para tiradas largas.

Envases flexibles y etiquetas autoadhesivas.


SERI-
GRAFÍA

Forma de impresión directa que utiliza una pantalla de seda, metal o nylon que contiene la imagen que se va a reproducir. La tinta pasa a través de la pantalla. Es uno de los procesos más versátiles ya que permite imprimir en casi cualquier superficie. Suele usarse en tirajes cortos o para imprimir en material muy grueso o delgado.

Valores e impresos de seguridad.



DIGITAL

La imagen impresa se crea directamente a partir de los datos creados con programas de diseño electrónico o autoedición. Las ventajas de este sistema son que permite tiradas más cortas y piezas de impresión personalizadas, y que reduce los tiempos de procesamiento y de entrega.

Libros y trabajos a pedido.




Estructura de la cadena productiva

Existen en el país alrededor de 8.000 empresas gráficas, que emplean en forma directa a 39.000 trabajadores. De estas empresas, unas 6.500 están registradas como industria y el resto como comercio, pese a que su actividad principal es la de impresión.

Del total de firmas industriales, alrededor del 70% se localiza en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y en la Provincia de Buenos Aires. El 30% restante está distribuido principalmente entre las provincias de Santa Fe, Córdoba y Mendoza.

En cuanto al origen del capital, existe en el mercado gráfico un fuerte predominio de empresas nacionales. La presencia de capitales extranjeros es reducida y se encuentra en algunos segmentos tales como revistas, envases flexibles y estuches. En su mayoría son de origen estadounidense.

El sector se caracteriza por presentar bajas barreras a la entrada, y lo configura como uno altamente competitivo y con una fuerte presencia de Pymes. Según datos del Centro de Estadísticas para la Producción (CEP) y de la Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines (FAIGA), el 80% de las empresas del sector están dentro de esta categoría, y el porcentaje restante son grandes empresas. Sin embargo, es importante aclarar que son las compañías de mayor tamaño las que explican dos tercios de las ventas gráficas totales y que, consecuentemente, emplean al mayor número de empleados (en promedio, unas 330 personas cada una).

En los segmentos de etiquetas autoadhesivas y secas, envases flexibles, estuches, ediciones gráficas y sobres existe un grupo reducido de empresas grandes que, en forma conjunta, explican el grueso de la facturación de cada segmento, repartiéndose el resto entre múltiples firmas de menor tamaño con una limitada cuota de mercado: 3 empresas concentran el 50% del mercado, o 7 empresas poseen entre el 70% y 80%.

Asimismo, estos subsectores son proveedores de otras industrias, como por ejemplo, la elaboración de alimentos y bebidas, artículos de higiene personal, higiene del hogar, laboratorios medicinales, entre otros.

En cuanto a los sectores que están más atomizados se encuentran los de papelería comercial y la gigantografía. En este segmento, las barreras de entrada son bajas y la competencia se da principalmente por precios, aunque en gigantografía también se juega la diferenciación.

Asimismo, es de destacar que este sector, por brindar servicios de impresión a otras industrias, está altamente ligado a la evolución de la economía en general. Por lo tanto, si bien la Industria Gráfica en la Argentina ya se encuentra posicionada como un sector competitivo, con elevado desarrollo tecnológico y con altos estándares de calidad, deberá continuar realizando esfuerzos para seguir consolidándose y creciendo. Para ello, se plantean algunos desafíos como aplicar mejoras en las técnicas del manejo del color, instalar la impresión digital, entre otros.


ENCUADRE INSTITUCIONAL

GUTENBERG como integrante del subsistema de la educación técnico profesional en el marco regional.

GUTENBERG es una institución centenaria que, desde su creación en 1907, estuvo íntimamente implicada con el sector industrial gráfico, y con las instituciones públicas y privadas representativas de la vida cultural, científica y educativa. Hoy la institución se siente “parte” tanto del sector de la industria de la comunicación gráfica como del sistema educativo, especialmente con el subsistema de la educación técnico-profesional, no sólo de la República Argentina sino también de la región latinoamericana, ya que al mismo tiempo se encuentra federada en la CONLATINGRAF y el CIFAG, que son asociaciones civiles representativas tanto del sector industrial gráfico como de las instituciones educativas que preparan y desarrollan talentos para que se inserten activamente a él. Es por tal motivo que nos resulta necesario recuperar los acuerdos alcanzados en la XVIII Conferencia Iberoamericana de Educación, celebrada en El Salvador, el 19 de mayo de 2008, en lo que refiere a continuación:

“No cabe duda de que la calificación profesional de los jóvenes y de las personas adultas es la condición necesaria para abrir las puertas del mercado laboral. Ciertamente, la calificación por sí misma no genera empleo, ni cualquier calificación profesional tiene en cada momento el mismo valor para acceder al mercado laboral (…) pero en cualquier caso hay que reconocer que disponer de calificación profesional procura muchas más oportunidades de inserción y de promoción profesional que no disponer de ella. En consecuencia, es preciso establecer medios que procuren y faciliten la adquisición de calificaciones profesionales, única manera de ayudar a los jóvenes y a las personas adultas a incrementar sus posibilidades de acceso al empleo y a su movilidad social. Pero también es necesario establecer procedimientos que validen y reconozcan las calificaciones ya adquiridas por la población activa. No hay que olvidar que una calificación profesional se adquiere, básicamente, a través de la formación (sea mediante programas formales o no formales) y a través de la experiencia laboral o profesional”.

“… el diseño y desarrollo de un sistema de educación técnico profesional ha de estar estrechamente conectado con el sistema educativo y con el sistema productivo de un país y adaptado a sus demandas laborales, lo que es un requisito imprescindible para reducir la brecha entre educación y empleo, y para mitigar la frustración de amplios colectivos de jóvenes que no encuentran salida laboral a su capacitación profesional. De esta manera también se impulsará el desarrollo económico del país y se facilitará la movilidad social de los jóvenes y la reducción de la desigualdad. El fortalecimiento de un sistema de educación técnico profesional así concebido ha de cuidar la existencia de determinadas características que incrementen su eficacia y su capacidad de cumplir con los objetivos deseados. Para lograrlo…

-Es preciso que haya suficientes gestores bien formados, tanto en el sistema educativo como en el sistema de formación permanente. -Es necesario asegurar la estrecha coordinación de ambos subsistemas en el desarrollo de sus funciones específicas. -Es imprescindible garantizar que la oferta formativa incluya la experiencia laboral. Ello supone avanzar en acuerdos entre los sistemas formativos y las empresas, así como en la articulación de relaciones estables en los distintos niveles en los que se adoptan decisiones formativas. -Es positivo que, junto con modelos de calificaciones nacionales, exista un creciente proceso de descentralización de la oferta formativa para adecuarla a las necesidades específicas de cada región o municipio.

-Es preciso impulsar iniciativas innovadoras que ayuden a los jóvenes a encontrar su primer empleo. Los programas de apoyo a jóvenes emprendedores, los sistemas de orientación de carácter presencial y a distancia, la cooperación de diferentes sectores públicos y privados para el desarrollo de nuevas experiencias de contratación y una oferta formativa flexible y renovada que permita la actualización permanente de jóvenes y adultos son alguna de las iniciativas que pueden contribuir a reducir la distancia entre la educación y el empleo”.