12 | Diciembre | 2017

Dentro del Diseño de Booking.com: Lucas Mourelle

Entrevista original en inglés:
https://booking.design/inside-booking-com-design-lucas-mourelle-f6eef47ca0f8

Autor: Andy Warburton
Traducción al español: Pía Doldan


Destacamos la labor de los diseñadores de Booking.com!

Bienvenidos a “Dentro del Diseño de Booking.com”, una serie de entrevistas en las que destacamos la labor de nuestro equipo de diseñadores y compartimos algunos de los secretos de la gente que diseña diariamente Booking.com. Hoy conversamos con el Diseñador Senior, Lucas Mourelle de nuestro equipo “homes & apartments” (“casas y departamentos”).


¿Cómo fueron tus comienzos en el Diseño?

Mi padre tenía una editorial, entonces crecí en una casa llena de libros. Desde muy joven ya podía reconocer el olor y el sonido de la máquina impresora haciendo su magia: tomaba papel en blanco de un lado y del otro salían páginas impresas con textos e ilustraciones. Eso me fascinaba.

Luego, cuando tenía trece años, tuve la suerte de ingresar a la escuela de Fundación Gutenberg. Su especialización en industria gráfica me permitió conocer todas las etapas de la producción: diseño gráfico, preprensa, impresión y encuadernación.


Si bien la parte vinculada al diseño fue bastante introductoria, lo relativo a la producción implicó mayor dedicación y práctica. Aprendimos acerca de la historia de la impresión, los principios físicos involucrados en los diferentes procesos de impresión -por ejemplo cómo se comportan la luz y los colores, el modo en que la impresión offset depende del rechazo entre el agua y el aceite. Al mismo tiempo, contábamos con máquinas impresoras de formato industrial para experimentar: flexografía, serigrafía, offset, etc.

Aprendí a usar una vieja máquina Heidelberg tipográfica de 1964 y una más actual de impresión offset de los ´90. Trabajábamos con tinta, papel, máquinas de encuadernación, esa clase de cosas. Uno de mis primeros amores fueron los tipos móviles. Cuando terminé la escuela secundaria, ingresé directamente en la universidad para estudiar Diseño Gráfico.

Luego trabajé en distintas modalidades: trabajé en forma autónoma, tuve mi propio estudio y también trabajé en emprendimientos de e-commerce. Durante ese tiempo también trabajé bastante como profesor de diseño en varias universidades en Buenos Aires; siendo mi madre docente, esa vocación también estaba presente en mi familia. Es increíble cuánto se puede aprender al enseñar.


¿Cómo llegaste a formar parte de
Booking.com?

Como Diseñador Gráfico, trabajé principalmente con material editorial impreso como periódicos y revistas, y piezas digitales como CD-ROM´s interactivos y sitios web. A medida que transcurría el tiempo, me encontré disfrutando cada vez más del aspecto digital de las cosas.

Hay algo acerca de la codificación para la web que todavía es muy artesanal. Siento que parte de la creatividad necesaria para la industria gráfica se ha perdido o no se necesita tanto, a menos que estés especializado en las últimas tendencias. El software es realmente avanzado, por lo que puede crearse un archivo que se imprima de manera bastante aceptable sin mucho conocimiento. Ese no es el caso para la web, y me gusta estar muy cerca del proceso de producción: codificar y “ensuciarme las manos”, metafóricamente hablando.

De todas maneras, debido a mi interés en las destrezas asociadas al diseño web, me inicié en el Atomic CSS. Fui invitado a dar una charla sobre ese tema en un encuentro de Front End en Buenos Aires. Nati Devalle (una Diseñadora argentina que ya se encontraba trabajando en Booking.com en ese momento) estaba viendo la transmisión en vivo y me preguntó si me interesaría trabajar aquí. Estaba tan emocionado que solicité el trabajo esa misma noche.


¿Cómo es uno de tus días típicos?

Me levanto y voy a la oficina tan temprano como sea posible. Me gusta sentarme en mi escritorio y tomar un café con leche mientras el día recién está comenzando. Trabajar a una escala tan grande implica hablar con mucha gente, por lo que este tiempo a solas me permite enfocarme y planificar lo que está por venir.

Mi día habitual es una combinación de diseño, codificación, investigación de usuarios, intercambio de ideas con las personas de mi equipo y compartir mi trabajo con otros diseñadores para conocer sus opiniones. Me estimula la diversidad de tareas que hago aquí.

Algunas semanas son más intensas en diseño y codificación; otras se centralizan principalmente en sesiones de investigación de usuarios, observando a los clientes que utilizan nuestros productos para identificar los puntos problemáticos del usuario y obtener inspiración sobre cómo resolverlos.


Después del trabajo, voy a tomar una cerveza con amigos y colegas o voy a clases de Shinkendo. Practico el arte japonés del manejo de la espada, esto me ayuda a perfeccionar la mente y el cuerpo. Hacer algo que resulta difícil es genial: reduce el ego mientras luchas por mejorar. También intento tocar el piano todos los días.


¿Cuáles son algunos de los proyectos favoritos en los que trabajaste en Booking.com?

Hubo varios proyectos, sin embargo mi favorito es uno que involucró el rediseño de una submarca de Booking.com. Contaba con todos los ingredientes: investigación, diseño gráfico, codificación y pruebas A/B.

Todavía era muy nuevo en la empresa, por lo que me faltaba confianza y me preocupaba mucho sobre mis habilidades de comunicación. Trabajar en un entorno con una gran cantidad de personas tan inteligentes, de todo el mundo, puede ser muy desafiante, especialmente si es la primera vez que trabajas en el extranjero. Este proyecto me dio un empujón para sentirme un poco más seguro mientras me acostumbraba a trabajar aquí.


¿Cuál fue tu experiencia favorita en
Booking.com?

Mi primer día en el trabajo. No sabía en lo que me estaba metiendo. Nos pusimos a hablar con un diseñador de Estados Unidos y recuerdo haberle dicho: "Creo que esta es la primera vez que hablo inglés durante tantas horas seguidas". Estaba agotado.

Si vienes de la región más al sur de América del Sur, piensas que puedes hablar inglés bastante bien, pero no hay muchas posibilidades de poner a prueba tus habilidades. No es hasta que hablas un idioma todos los días, muchas horas por día, que empiezas a usarlo de una manera más natural.

Ese primer día fue una verdadera prueba para mí. Si pude sobrevivir ese primer día, ¡sentí que podía hacer cualquier cosa! He aprendido mucho de mis colegas. Ahora sé, por ejemplo, que la forma en que estaba haciendo las pruebas A/B antes de venir aquí carecía de utilidad. Tener la capacidad de ejecutar experimentos con tanto tránsito es una experiencia increíble y una lección de humildad.

Es un cliché, pero también la verdad: los diseñadores estamos equivocados la mayor parte del tiempo, simplemente no lo sabemos. Las pruebas A/B son una gran manera de enfrentar ese hecho y mejorar un producto al mismo tiempo. Como en el Shinkendo, puede ser difícil; pero también te ayuda a ser humilde, mientras continúas para mejorar.


¿Cuáles son tus productos favoritos?

Hubo un tiempo en el que era fanático de los productos de Apple. Especialmente desde el regreso de Steve Jobs en 1997; es asombrosa la forma en que convirtió a una empresa a punto de cerrar en la compañía más innovadora y exitosa. Fue un gran ejemplo de decisiones orientadas por la experiencia del cliente.

Hoy en día, creo que la gente de Google ha aprendido mucho de eso. Me parece que Google ha aprovechado las lecciones de Apple, incluso más que la propia Apple. Admiro lo que han hecho al integrar todos sus productos en línea en el mismo sistema de diseño. Ahora el ecosistema de productos de Google es mi favorito. El Stock Android tiene una excelente calidad visual y UX.

Si tuviera que elegir una aplicación, sería el Calendario Google para Android. Tiene una gran atención a los detalles, muchas sorpresas agradables manteniendo su simplicidad.


¿Quién es tu mayor influencia en el diseño?

Esos serían Dieter Rams y Steve Jobs. Ambos le han dado una gran importancia a la creatividad. Encontrar ejemplos de habilidades técnicas de alto nivel me inspira y me da satisfacción.


Rams creó una familia de productos atemporal y una sorprendente lista de principios de diseño. Él es un verdadero modelo de integridad en nuestro campo.

Jobs, a través de Apple, participó en tantos productos revolucionarios que cambiaron el comportamiento de las personas que es difícil creer que fue casualidad: la computadora personal, la interfaz gráfica de usuario, la industria musical y, más recientemente, los teléfonos inteligentes, que prácticamente cambiaron todo una vez más.

Dentro del diseño gráfico solía admirar a Herb Lubalin. Su trabajo es impactante. Aunque siento que trabajo con la tipografía y a partir de ella, me he diversificado más hacia los productos que hacia lo editorial.


¿Cuál es la herramienta sin la cual no podrías vivir?

Una Moleskine negra (cuaderno de la marca Moleskine) de tapa dura y un marcador negro. Pongo todo allí, desde listas de tareas diarias, hasta maquetas rápidas con ideas. Tengo una memoria terrible, así que estoy bastante perdido si no escribo y dibujo todo.

Dibujar a mano me permite guardar las ideas al ritmo que las voy pensando, echar otro vistazo y hacer un repaso veloz. Los diseñadores pensamos de una manera muy visual, por eso, descargar directo en la computadora tus primeras ideas podría retrasar el desarrollo de su proceso.

¿Cuéntanos algo interesante que hayas aprendido últimamente?

Una de las mejores cosas de trabajar para una base de clientes tan amplia es que puedes aprender muchas cosas interesantes sobre las diferencias culturales en todo el mundo. Todos tendemos a creer que nuestra forma de hacer las cosas es la norma, cuando en realidad hay muchas normas, dependiendo de dónde eres. Tus defectos no son los defectos de otras personas.

La localización es una gran parte del trabajo que hacemos. Hacer un buen uso de ese tipo de conocimiento abrirá tu horizonte tanto a nivel personal como profesional. Sólo como otro pequeño ejemplo: diseñé y codifiqué versiones de RTL (idiomas de derecha a izquierda) de todo mi trabajo desde la primera semana de trabajo en Booking.com. Nunca antes había hecho eso en toda mi carrera.

Ahora me resulta natural proyectar cómo funcionaría una solución de diseño para los idiomas árabe y hebreo, o los que tienen palabras muy largas como el ruso y el finlandés.

¿Tienes algún consejo para los diseñadores que quieran unirse a Booking.com?

Yo diría que no hay que descuidar la conciencia empresarial como parte de las habilidades en las que debes trabajar proactivamente y mejorar. Veo a muchos diseñadores mejorar su creatividad, lo cual es increíble, pero no incluyen el lado comercial de las cosas en la forma en que piensan el trabajo que realiza un diseñador.

Para mí, una de las partes más desafiantes y emocionantes del diseño es que combina arte, creatividad, ciencia, funcionalidad y negocios. Es todo eso. Comienza como un problema a resolver, y su respuesta es un producto. Los negocios son una gran parte de esa combinación, y ser capaz de fusionar la conciencia comercial en su kit de herramientas de diseño es una habilidad muy poderosa.

La solución solo es viable desde el punto de vista comercial si agrega valor a todas las partes: clientes, socios y Booking.com en sí. Por supuesto, esto no es fácil de lograr. Trabajamos duro todos los días para que esto suceda. Los diseñadores deben esforzarse por crear estos escenarios ganadores para todas las partes involucradas.

¿Cómo encuentras la vida en Amsterdam?

Amsterdam es increíble. Tanto a mi novia como a mí nos encantó desde el principio. La ciudad es hermosa a primera vista, y cuanto más raspas la superficie más cosas tiene para ofrecer. Hay un montón de museos de arte, muchos hermosos pubs antiguos llamados “brown cafés” (“cafeterías marrones”), existe la posibilidad de alquilar un barco y conducirlo tú mismo por la ciudad. Hay eventos de todo tipo: diseño, arte, cultura, política, lo que sea que te interese. Hay áreas muy concurridas como el barrio rojo o Leidseplein, pero también hay barrios más residenciales que son muy tranquilos.

Tiene todas las ventajas de una capital europea, al tiempo que conserva la sensación de estar ante una ciudad pequeña. Viniendo de una gran ciudad agitada como Buenos Aires, disfruto tener la oportunidad de tener ambos: ruido y tranquilidad en el mismo lugar.




Gracias por tomarse un tiempo para leer nuestra entrevista con Lucas. Manténgase conectado a la publicación Booking.Design Medium publication para obtener más novedades de diseño y entrevistas con los miembros de nuestro equipo de diseño.